Comunitat Valenciana, tras las huellas de los dinosaurios

Se extinguieron hace 65 millones de años y todavía nos siguen fascinando. El rastro de estos antiguos habitantes del planeta es todavía visible en muchos lugares de la Comunitat Valenciana y es posible seguir sus pasos a través de los Caminos de Dinosaurios.

VIAJAR para Turismo de Valencia
 | 
Foto: Josep Maria Barres / ISTOCK

Han alimentado nuestra fantasía e inspirado las más diversas historias de ficción en el cine y la literatura, pero lo más fascinante de los dinosaurios es contemplar in situ los lugares en los que habitaron y los vestigios que todavía quedan de cuando campaban a sus anchas por nuestro entorno. Entre los muchos atractivos turísticos de la Comunitat Valenciana, puede que el más desconocido sea su enorme riqueza paleontológica. Por eso la Comunitat Valenciana ha lanzado el proyecto Caminos de Dinosaurios, un recorrido por un apasionante patrimonio en el que se incluyen más de 10 yacimientos con icnitas (huellas) de dinosaurios y otras evidencias fósiles. Un bien natural de valor excepcional, por ser testimonio único de la existencia y modo de vida de estos seres y hasta del impacto que facilitó su extinción.

Además de los yacimientos, la ruta por los Caminos de Dinosaurios tiene parada en museos paleontológicos que nos ayudan a comprender su historia evolutiva en un intervalo temporal que abarca desde el Jurásico hasta el Cretácico superior, cuando el planeta era muy diferente de cómo lo conocemos hoy y la tierra, el mar y el cielo estaban poblados por innumerables especies que hoy en día no existen. Repartidas por toda la Comunitat Valenciana hay más de treinta recursos dedicados a la paleontología, entre yacimientos, museos y colecciones museográficas. Entre ellos, estos tres imprescindibles:

En el yacimiento del Barranco de Tambuc hay más de 400 huellas de dinosaurios. | ISTOCK

Parc Cultural de Bicorp-Millares (Valencia). Este espacio de accidentada orografía y elevado valor ambiental conserva un importante patrimonio cultural. Yacimientos paleontológicos y arqueológicos, testimonio de la ocupación de estas tierras desde el Mesolítico reciente hasta la actualidad y decenas de conjuntos de pinturas rupestres prehistóricas, todos ellos inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Dentro de este parque se ubica el Barranco de Tambuc en Millares, un yacimiento con más de 400 huellas de dinosaurios de hace 80 millones de años. La alta densidad de icnitas de algunos sectores indica que debió ser un lugar de paso muy frecuentado por dinosaurios bípedos. La zona ha sido acondicionada para su visita con un área de estacionamiento y un centro de información provisto de paneles informativos.

Museo Paleontológico de Alpuente. | D.R.

Museo paleontológico de Alpuente. El museo de esta localidad valenciana está emplazado en la antigua Ermita de Santa Bárbara y está planteado como un espacio en el que se pueden observar huesos de dinosaurios que se han recuperado en excavaciones cercanas y se introducen, de manera clara y sencilla, algunos conceptos para entender el trabajo de los paleontólogos y se dan respuesta a nuestra curiosidad sobre cómo debió ser este lugar hace 140 millones de años, cuando los dinosaurios poblaban estas tierras y cómo llegaron a fosilizar los huesos de aquellos dinosaurios.

Museo Tiempo de Dinosaurios de Morella. | D.R.

Museo Tiempo de dinosaurios de Morella (Castellón). Desde hace décadas los paleontólogos han ido explorando y descubriendo en estas tierras huesos de dinosaurios, destacando la especie más hallada y estudiada, el Iguanodon. En este museo podemos disfrutar con una reproducción a escala real de este imponente animal que habitó en estas tierras. Junto al Iguanodon, Morella posee mucha más riqueza paleontológica, desde terópodos carnívoros hasta enormes herbívoros, ornitópodos y acorazados. Este museo es un viaje al centro de la tierra y al conocimiento de los primeros seres que habitaron esta comarca.