Tres destinos para este verano en clave 'wellness'

¿Por qué esperar a septiembre para empezar a ciudarnos? Aquí van tres ideas para aprovechar un verano 'wellness'.

Cayetana Vela Sánchez-Merlo
 | 
Foto: D.R.

Durante las vacaciones de verano, muchas veces caemos en la errónea idea de que no es necesario cuidarse, dejando de lado todo el esfuerzo llevado a cabo durante los meses anteriores (más después de este año en el que el comer sano y hacer ejercicio desde casa ha sido tendencia en la mayoría de hogares de nuestro país), y esperando septiembre como punto de inicio.

Pero si algo nos hemos dado cuenta con esta situación es que el bienestar no es una tendencia sino una necesidad tanto a nivel físico como psicológico de una persona. De cara a estas vacaciones, un tanto diferentes, son muchos los rincones wellness que esconde nuestro país y que nos permite disfrutar del destino desde otro punto de vista, sin duda, más relajado y  positivo.

D.R.

Así pasa con el Marbella Club Hotel, un oasis que no deja de sumar capítulos a una historia que le avala y que le convierte en un icono de nuestro país. Lo que nació de una segunda residencia, la del Príncipe Alfonso von Hohenlohe, en la que se reunían todos sus amigos, grandes estrellas de Hollywood y miembros de la Alta Nobleza, a día de hoy mantiene esa naturalidad, alegría, lujo sencillo, confort y espíritu familiar.

D.R.

Su propuesta Wellness siempre ha sido uno de los principales atractivos para sus huéspedes que buscan la experiencia en un entorno inigualable. Bienestar, spa, nutrición y fitness son los cuatro pilares del Wellness en Marbella Club, contando con un equipo naturópatas, dietistas y entrenadores que se encargan de ofrecer una trato personalizado en el que se encuentran soluciones eficaces para aquellos problemas que muchas veces parecen no tener solución.

D.R.

Su Talasso Spa es un regalo para los cinco sentidos. Su piscina bien podría ser una elongación del mar que se vislumbra desde la misma. Además, cuenta los tratamientos más innovadores y relajantes, entre los que destaca la Ducha Vichy o los cuencos tibetanos. Éstos últimos ideales para relajar el cuerpo y mente de manera asombrosa.

D.R.

Los programas Wellness de Marbella Club empiezan incluso antes de comenzar la estancia a través de un sencillo cuestionario en el que descubre el estilo de vida y hábitos nutricionales de su huésped, de manera que le puedan ofrecer un servicio de totalmente personalizado.

Como novedad, tanto para locales como para huéspedes el hotel presenta un Menú Wellness disponible en todos sus puntos de venta. Y es que en Marbella Club es posible cuidarse sin renunciar al ambiente mágico de su emblemático chiringuito, el MC Beach.

D.R.

Alta cocina saludable basada en la cocina vegana y vegetariana, donde su chef Andrés Ruiz, busca que los platos tengan mucho sabor, siendo fiel a la dieta mediterránea, además de vistosos. Siendo los grandes protagonistas los conocidos como superalimentos, como el chocolate puro, frutos secos…y todos sin gluten. Un total de 260 platos que surgen de una investigación constante observando la cocina local.

Un menú para que cada uno pueda disfrutar de lo que más le apetezca sin tener que renunciar a nada.

Del sur, nos trasladamos a un paraíso para los amantes del vino: Abadía Retuerta. La excelencia y el lujo de un vino emblemático materializado en un hotel que respira un ambiente muy especial, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que antes era un monasterio del siglo XII.

www.miguelpereda.com

La tranquilidad y la paz esta tranquilizada el único ruido es el de la propia naturaleza que envuelve estas 700 hectáreas que invitan a perderse durante unos días. Y si, es recomendable tomarse una copa de vino al día por sus beneficios para la salud, en este hotel de lujo, el vino se convierte en un acompañante durante el viaje, estando presente también en el spa.

Abadía Retuerta LeDomaine

Su spa obtiene el agua directamente de un pozo que posee a de 120 metros de profundidad. Un lugar de cuento, en el que destaca el concepto Spa Somelier , un homenaje al entorno que combina las nociones de la Medicina Tradicional Tibetana y sus elementos con las poderosas propiedades curativas de la Aromaterapia.

Una cata versión beauty dirigida por su Spa Sommelier. Los huéspedes se dejan llevar por los aromas de los aceite a la vez que catan varios vinos de su bodega, y en función de los gustos les recomienda la experiencia del spa perfecta para cada uno.

Para aquellos que buscan la experiencia norte y huir de las altas temperaturas del verano, el norte es su destino. Gran Hotel La Toja, es un hotel tan clásico como cautivador, ubicado en la pequeña isla de La Toja, concentra una propuesta de bienestar, gastronomía y ocio única.

D.R.

Las aguas minero-medicinales de la isla, junto a los extraordinarios iodos y sales de la así como algas de la zona garantizar una experiencia de bienestar completa en el que el límite lo pone la ría gallega que baña la isla.

Y en septiembre el Wellness en su versión más urbanita y exclusiva viene de la mano del primer Four Seasons en nuestro país, el Four Seasons Hotel Madrid. Un nuevo vecino que aterriza en la capital como un lugar por y para los madrileños.

D.R.

Un spa de cuatro plantas que crea un ambiente envolvente que hace que desconectes por completo del ritmo frenético y el bullicio de la ciudad. Amplias salas de tratamientos, una sala de relajación y una piscina interior de 14 metros.  Además, contarán con exclusivas marcas nacionales e internacionales que cumplirán con las expectativas de las beauty addict más exigentes. Pero sin duda, un rincón especial de este spa será su soleada terraza de la octava planta desde la que se observa un Madrid, con ganas de volver a vivir experiencias.