El tren de Harry Potter arranca motores

The Jacobite, el tren que sirvió de inspiración a J. K. Rowling,  cubre el trayecto Escocés que va desde Fort William, en las montañas, hasta la costera población de Mallaig.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: -Marjolein-/iStock

El Hogwarts Expres, ese majestuoso convoy donde Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley se conocieron, Neville Longbotton mataba las largas horas de viaje comiendo Grageas de todos los sabores de Bertie Bott, Luna Lovegood fantaseaba con alguna de sus novelas, o Draco Malfoy planeaba alguna fechoría, abrirá sus puertas de forma inaugural el 30 de abril. Sin embargo, no será del 14 de mayo hasta el 14 de abril, coincidiendo con la celebración del 20 aniversario de la saga, cuando el antiguo ferrocarril de vapor (conocido como The Jacobite) acoga una ruta de manera continuada por algunos de los paisajes más emblemáticos de Escocia, muchos de ellos -como el Lago Etive o el viaducto Glenfinnan- presentes en las películas del joven mago.

De hecho, es precisamente el viaducto la estrella principal de este viaje, de unas cinco horas de duración y que cubre un recorrido de 84 millas (unos 136 kilómetros) entre los pueblos de Fort Willians y Mallaig. Sus impresionantes 30 metros de altura, 350 metros de longitud y sus más de veinte arcos de piedra, sorprenden cada año a viajeros de todas las partes del globo.

Si el tiempo y la meteorología lo permiten, el tren se detendrá unos minutos sobre este puente de Glenfinnan para que los turistas puedan asomarse por las ventanas del convoy e inmortalizar el momento con su cámara o Smartphone, mientras escuchan una breve explicación por megafonía o disfrutan de un calentito té en la cafetería.  

En lo que al ferrocarril respecta destacan dos clases de vagones: de turista y de primera, ambos ambientados en la época en la que fue construido el tren. De entre su mobiliario -de principios del siglo XIX- destacan pequeñas lámparas, puertas de madera, llamativas tapicerías y mesitas de hierro que sin duda harán las delicias de los seguidores más acérrimos de joven mago de anteojos redondos.

Las entradas están disponibles desde 25 euros y se pueden adquirir ya en la página oficial de The Jacobite. Pero se recomienda reservarlas con antelación ya que se suelen agotar con facilidad.

Aunque muchos puedan pensar que se trata de un itinerario relativamente nuevo, lo cierto es que la ruta del Jacobite fue inaugurada en 1901 para unir la zona montañosa de Fort William con el océano Atlántico pasando por las Highlands. En 1967 todas las locomotoras de vapor fueron sustituidas por locomotoras diesel. Sin embargo, a partir de 1984 esta ruta volvió a funcionar de forma continuada, como reclamo turístico, y se recuperó la locomotora de vapor original.