Trampas y laberintos, lo nuevo de Londres

The Hollow Hotel está basado en los crímenes de H.H. Holmes, uno de los asesinos en serie más famosos de la historia.

VIAJAR
 | 
Foto: thehollowhotel.com

Construido en una antigua fábrica de galletas londinense, The Hollow Hotel es un nuevo concepto de ‘escape room’ que propone al cliente una experiencia terrorífica: intentar escapar con vida de un hotel plagado de laberintos, trampas y sustos. Aunque el nombre del lugar incluya la palabra “hotel”, los participantes no tienen que pasar toda la noche allí, sino que deben conseguir superar las pruebas del juego en menos de una hora y media.

La aventura comienza con una premisa: tras un cierre inesperado, los visitantes han sido invitados a la gran reapertura del hotel. En un primer lugar, los forasteros son conducidos al bar y al hall principal, pero pronto son trasladados a sus habitaciones privadas, donde comienza la diversión (o el sufrimiento, según se mire). Una vez comenzada la acción, los participantes escogen cómo se desarrollarán sus “noches”. El juego consta de siete escenarios diferentes, que varían según cómo los participantes interactúen con los distintos objetos y personajes.

thehollowhotel.com

El proyecto The Hollow Hotel lo ha creado differencEngine, un grupo de teatro inmversivo que anteriormente ya organizó Heist, un evento similar al que ahora está en marcha, y que tuvo tanto éxito que su duración, inicialmente planteada para tres semanas, se acabó alargando hasta los nueve meses.

The Hollow Hotel abrió sus puertas el pasado 17 de abril y estará en funcionamiento hasta el 17 de junio de este año. En el juego pueden participar grupos de entre dos y seis personas. Pero eso sí, todos deberán ser mayores de 18.

Inspirado en una historia real

Para crear esta ‘escape room’, differenceEngine se ha basado en la vida y los crímenes de H. H. Holmes, uno de los primeros asesinos en serie documentados de la historia. Holmes confesó 28 asesinatos antes de ser ahorcado en 1896, aunque algunas teorías sostienen que podría haber cometido cerca de 200 homicidios.

En 1892, H. H. Holmes reunió una cantidad de dinero considerable gracias a estafas y construyó un hotel en Chicago, con la idea de tenerlo listo antes del 1 de mayo de 1893, cuando comenzaba la Exposición Universal en dicha ciudad.  Su idea era levantar un hotel repleto de trampas, pasadizos secretos, discretas ventanillas para espiar a las turistas, un crematorio, una bodega para almacenar cadáveres y hasta una sala de tortura.

La construcción del ‘Holmes Castle’ –así se le conoce al hotel– finalizó antes del inicio de la Exposición Universal. El número de personas que Holmes pudo asesinar durante los seis meses que duró el evento aún se desconoce.

Finalmente fue arrestado en octubre de 1893, en Boston, por el presunto asesinato de su asistente y dos de sus hijas.

// Outbrain