Tradición en Socuéllamos con los Mayos

La Cruces de Mayo, una de las festividades más conocidas de Castilla la Mancha, se inaugura el 30 de abril

VIAJAR
 | 
Foto: Comunica por cuatro

Desde el día 30 de abril hasta el 30 de mayo Socuéllamos (Cuidad Real) celebra su tradicional festividad de las Cruces de Mayo, cuando las calles de todo el municipio se llenan de cruces, desde las casas particulares hasta cualquier rincón imaginable.  Es durante esta celebración centenaria  cuando los hogares abren sus puertas al público para que cientos de personas visiten las cruces expuestas, canten los tradicionales mayos y tomen la convidá, compuesta a base de dulces de la tierra, zurra y vino.

La fiesta da comienzo el 30 de abril, cuando los mayeros inician su recorrido desde la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, donde interpretan el Mayo –cánticos tradicionales– a la Virgen mientras visitan las cruces de la ciudad. Estas cruces han sido previamente elaboradas por los vecinos, asociaciones y entidades de la localidad y están decoradas con tules, encajes, tomillo, romero, flores e imaginería, ensalzando la figura de la cruz, que puede ser de madera o construida a base de flores.

Pero lo verdaderamente festivo de Las Cruces de Mayo ocurre en las casas particulares donde se ubican las cruces, pues los propietarios abren las puertas de sus hogares durante todo el mes para que cientos de personas las visiten, canten también los mayos y tomen la convidá (dulces tradicionales, zurra y vino).

Este año son once las cruces repartidas por todo Socuélllamos. La guía de los “Mayos 2018” se puede conseguir de forma gratuita en la Oficina de Cultura, en el Museo Torre del Vino y en todas las casas de la localidad donde se han vestido cruces.

Las Cruces de Mayo es una de las fiestas más arraigadas de la comarca. Como curiosidad, se cree que los mayos, los cánticos tradicionales dedicados a la Virgen y a las cruces, proceden de fragmentos literarios de un Auto Sacramental de la Edad Media.

Otras Cruces de Mayo en España e Hispanoamérica

Lorenzo_Salas / ISTOCK

La fiesta de las cruces goza de una gran relevancia en Andalucía y sobre todo en Córdoba, donde es una de las celebraciones más significativas de la ciudad.  Aunque es Berrocal, Huelva, uno de los lugares más reconocidos para ver las cruces. Aquí la fiesta se celebra el primer fin de semana de mayo y de ella llama la atención la rivalidad entre la Cruz de Arriba y la Cruz de Abajo, una disputa cuyo origen se remonta al siglo XV.

Al otro lado del atlántico, en México, Chile, Perú y Venezuela, también se pueden ver cruces durante el mes de mayo. En México, por ejemplo. los albañiles tienen el patronazgo de la Cruz, y por ello es costumbre que el 3 de mayo los edificios en construcción aparezcan decorados con flores o papel de colores.

// Outbrain