Toni 2. 40 años de noches eternas en el piano bar más famoso de Madrid

“Lo que pasa en Toni2, se queda en Toni2”. Es la filosofía de este piano bar. Desde siempre. Y es que aunque quisiéramos explicar, para entender la magia de este lugar, hay que vivirla. Sentirla. Y sobre todo, cantarla.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Redacción Viajar

Los 60. Los Beatles y la Calle Lagasca

Redacción Viajar

Primero fue Toni. Y los años 60. Y la calle Lagasca. Y aquel local que no cerraba nunca. Y el piano. Y aquellos cafés irlandeses – conocidos, nos cuentan, como los mejores de la ciudad.- Y la música de aquellos cuatro de Liverpool que sonaba tan bien. Y tan diferente. 

En 1979, Camarón saca el inigualable álbum “La Leyenda del Tiempo”. En 1979 sale a la venta el walkman. (Que tantos buenos ratos nos dio). En 1979 Madrid se hace sonámbula. Y muy nocturna. Abre Toni2. En la cola de ese piano de 4 metros, las noches empezaron a ser más largas. Casi interminables. Desde entonces, el piano bar que creara Toni Tejero, nunca ha dejado de sonar. 

Redacción Viajar

Han pasado 40 años. Estamos en 2019. La noche empieza en el número 9 de la calle Almirante 9. La música se convierte en protagonista absoluta. Aquí no se programan los temas. Manda la improvisación. Y mi canción favorita. O la tuya. Suena Raphael. La Zarzamora. La banda de Bono. Y los boleros de Ravel. La noche da para mucho. El género no importa. Las modas tampoco.  El piano empieza a sonar. Toca improvisar. La magia envuelve la noche. Y esos pianistas que nos acompañan en cada actuación, consiguen que cada interpretación sea un éxito. Rotundo.

La vida sigue igual

Redacción Viajar

Y el Toni2 también. La larga barra estilo inglés tapizada con capitoné y maderas nobles nos espera en el local. Sobre ella, una amplísima variedad de licores. Botellas altas, bajas, de colores, transparentes, ovaladas, cuadradas. La tradición manda. El primer licor llega antes de acercarnos al piano. Imponente. Reina en el local y lo impregna de una atmósfera inigualable. Como la moqueta. Como ese mobiliario de épocas pasadas. (100% vintage).

Redacción Viajar

Hoy, lo lleva el hijo de Toni. Si preguntamos por él en la barra, lo encontraremos. En 2006, César Tejero toma las riendas del local. De este espacio que se adapta a los tiempos. Al nuevo siglo. Y a los acordes más versionados. Donde la chispa no se apaga. Es más, lleva encendida décadas. Cada medianoche, en este rincón de la ciudad, algo se transforma. Toni2 no cierra nunca. Solo en Nochebuena y en Nochevieja. 363 versus 2. 

Redacción Viajar

 Suenan los primeros acordes. Y las primeras voces calientan. Para cantar, solo hay una única condición: la melodía del tema que elijamos tiene que conocerla el pianista. Y nosotros, la letra. El resto viene solo. Será porque esos minutos al micrófono saben a pura gloria. O porque todos llevamos una estrella dentro. Desde luego, si buscamos un karaoke, Toni2 no es nuestro sitio. Aquí no hay una lista con las canciones que podemos cantar. La elegimos nosotros. Mano a mano con el maestro. Sí. Es así como se crea la magia.

Amigos Forever

Redacción Viajar

“Soplaban vientos del sur, cuando el veinte demediaba, y un caballero andaluz, en Madrid sentó su plaza.” Así empiezan los versos que podemos leer en el Toni2. Una dedicatoria a Toni. Un símbolo de la historia de este lugar. Conocer el pasado para entender el presente. O aprender a cantarlo. 

Redacción Viajar

Porque este lugar es mucho más que un piano bar. O que una cafetería. O que una discoteca. Es la casa de los que llevan media vida aquí viniendo. Y de los que lo han descubierto hace poco. Por sus nombres les reconoceremos. Y por sus caras. Y por las historias que aquí vivieron. De algunas hace ya más de 20 años. Otras todavía no han ocurrido. Nosotros no las contaremos. Porque “lo que pasa en Toni2, se queda en Toni2”. Si conoces la frase, es que has estado. Si no, tienes algo pendiente. Porque no hay un piano en Madrid como el de este lugar.

Almirante, 9. Madrid.