Tokio inaugura el museo de arte digital más espectacular del mundo

MORI Building Digital Art Museum: teamLab Borderless se convierte en un espectáculo sensorial con sus obras de arte interactivas en 3D. 

Estela Pérez
 | 
Foto: teamLab

Se acabaron los paseos lentos y tediosos en los largos pasillos de una galería de arte. El mundo del arte está disipando las barreras entre espectador y obra, convirtiéndose, cada vez más, en una experiencia de inmersión profunda para el para el visitante. Ahora es posible dar un paseo sobre la cúpula del cosmos, vivir la explosión primaveral con decenas de mariposas surgiendo por doquier o sumergirse en las profundidades oceánicas mientras ballenas y peces diversos nadan alrededor

Estas experiencias que rozan lo maravilloso se producen en el MORI Building Digital Art Museum teamLab Borderless, un museo de arte digital recién inaugurado en Odaiba, Japón. El colectivo de arte teamLab y el promotor urbano MORI Building han llevado a cabo de manera conjunta este proyecto que expone una concepción vanguardista del arte que parece traído desde el futuro. 

teamLab

La tecnología al servicio del arte

Hasta 520 ordenadores y 470 proyectores distribuidos en los 10.000 metros cuadrados del espacio hacen posible el asombro del visitante, creando ante el mismo una ilusión virtual paralela a los límites de la realidad a través de depurados juegos de luces y efectos con espejos. 

La naturaleza es la temática predominante en este espacio, ofreciendo un recorrido con recreaciones de gigantescas cascadas multicolor o animales salvajes hiperrealistas. El museo ofrece exhibiciones con nombres tan sugerentes como “Camina, Camina, Camina: Universo Infinito”, “Memoria de la Topografía”, “El Universo de las Partículas del Agua en una Roca donde Reunirse” o “El Camino del Mar, flotando con él”.

La apertura de este museo supone un acercamiento al arte como nunca antes se había logrado, con la interacción total del espectador, convirtiendo su mirada y su propio cuerpo en parte fundamental de la obra, haciéndola distinta cada vez. De este modo, se llega a un punto de inflexión en la historia del arte

Con la vista puesta en los Juegos Olímpicos de 2020, el museo pretende convertirse en un nuevo núcleo de interés turístico y cultural.

El precio de la entrada general es de unos 25€ y ya se pueden adquirir en su web.