Tio Pepe Festival: conciertos y cenas con estrella Michelin en Jerez

Gaditano, ¿Qué es eso del embrujo? Los que lo han vivido no se atreven a explicarlo. Cuentan que es una magia que envuelve esas noches de verano en una ciudad de Andalucía que es arte y buenos vinos. O buenos vinos con arte. Del 7 al 17 de agosto, Jerez se escucha, se baila, se degusta. Se siente. Y con eso sobra.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: © Miguel Ángel Castaño

En esos días la ciudad respira diferente. Las playas de Cádiz se rinden ante un Festival de Música donde la gastronomía es para quitarse el sombrero.  

Cezary Wojtkowski / ISTOCK

En la tierra del Palo Cortado,  las bodegas González Byass vuelven a darlo todo en el Tío Pepe Festival. Una edición para foodies y locos de la música. Apasionados del arte, les llaman.  Entre patios, parras y bodegas centenarias, no querremos perdernos ni un solo concierto. A este patrimonio único en el mundo, entramos por la conocida como Puerta de los Reyes. Por aquí han pasado Alfonso XIII o la reina Isabel II. Nos reciben con una copa de Tío Pepe. 

Tio pepe Festival

El patio de la Tonelería, donde se reparan las botas, se transforma en un escenario. El aroma a brandy de Jerez inunda todos los sentidos. Aspiramos los aromas a vinos y ese olor inconfundible. Huele a madera de roble. El tenor Juan Diego Flórez abre este año la sexta edición. Ahí es nada. En estas noches tararearemos las letras de Ana Belén y Pastora Soler. El día 8 cambian los ritmos con Melendi, Carlos Baute, Jethro Tull y Coti.  Cierra el festival el premiado Alan Parsons.  

Música con estrella Michelin

Música y gastronomía. Gastronomía y música. Tanto Monta. Monta Tanto. En estas bodegas del siglo XIX, frente al Alcázar y la Catedral, Las Cenas del Festival nos esperan en las Bodegas de Los Gigantes. En la mesa, producto que define a esta tierra. Como el atún de Barbate. En tartar o a la plancha, marida muy bien con los amontillados de la bodega. Vinos muy generosos para disfrutar con los langostinos de Sanlúcar o el pescaíto frito. 

© Miguel Ángel Castaño
Miguel Ángel Castaño | www.albatrosfoto.com

Y entre flamenco, lírica y pop, Las cenas de las Estrellas. Este es otro espectáculo. El cartel, de altura. El 12 de agosto, un mano a mano entre los dos grandes chefs con una estrella Óscar García; del restaurante Baluarte y Víctor Martín; de Trigo. Ricard Camarena y Toño Pérez; de Atrio, también se ponen al mando de estas experiencias. Platos únicos. Maridajes con ediciones limitadas de la bodega González Byass. 

Festival Tio Pepe

No habrá dos noches iguales. Técnica. Sabor. Un festival para comérselo.  Todo empezó con una noche. Y ya van por 10. La cuna del fino parió este festival. Legendario y universal. Paseos entre viñas y alambiques. Una oportunidad única para acercarnos como nunca a los antiguos cascos bodegueros del siglo XIX y degustar los mejores vinos. Denominación de Origen superior.

Miguel Ángel Castaño | www.albatrosfoto.com

Un festival con notas de madera

En estas 3 hectáreas de bodega cabe todo el arte de Jerez. Que ya es decir. Mientras escuchamos el concierto, la propuesta gastro se vuelve más informal. Igual de interesante. Riquísima. Todos los sentidos puestos entre tapas. Busca el Tapa’s Bar LaTonelería.  Si ves los bocaditos de rabo de toro no los dejes escapar. La propuesta;  maridarlo con un elegante oloroso. La noche no para.  

© Miguel Ángel Castaño

Y como la cosa va de estrellas, los jóvenes talentos de la música también suenan en Tío Pepe Festival.  Con una copa en los corners del Village, escuchamos a Álvaro Varo, Olivetti o Cambio de Tercio. No me preguntes qué es el embrujo. Escápate una noche. Vibra en Jerez. La ciudad te espera. Atrévete a mirar al cielo. Si ves una estrella fugaz, pide un deseo. (Que 10 noches nos saben a poco).