Siete lugares inesperados para un Fin de Año diferente

Para quienes están cansados de la fiesta de siempre con el típico cotillón y las uvas o aquellos que buscan unas fiestas inolvidables, el portal ViajerosPiratas propone planes distintos desde los que dar el pistoletazo de salida al 2019: Bajo una aurora boreal, a ritmo de samba en medio del océano, en el teatro viendo un musical…

Redacción Viajar
 | 
Foto: Viajeros Piratas

En una playa

Copacabana – Río de Janeiro. Una de las celebraciones de año nuevo más famosas y espléndidas del mundo. Desde temprano en la noche un ambiente festivo y ruidoso se adueña de Copacabana: tarimas con cantantes y bailarinas de samba, vendedores callejeros de caipiriña y toda la gente vestida de blanco esperan los épicos fuegos artificiales que con maestría estallan a medianoche desde barcazas en mitad del océano. Un verdadero espectáculo de luz y color.  

Viajeros Piratas

Desde la mejor estación de esquí del mundo

Val Thorens – Savoie, Francia. El objetivo final de Val Thorens es que sus visitantes se sientan vivos y su máxima es “puro espíritu de actitud y de altitud”, así que, sin duda, un fin de año entre las montañas nevadas, las raquetas de esquí y el chocolate caliente puede ser inolvidable. Situada en el Valle de Belleville (Saboya), es la estación con mayor altitud de Europa y ha sido elegida por segundo año consecutivo, como la mejor estación de esquí del mundo en los World Ski Awards.

Viajeros Piratas

En una ciudad lejana

Nassau – Bahamas. Entre el 26 de diciembre y el 1 de enero la capital de Bahamas se llena de música y color, gracias al mayor carnaval de la isla conocido como Junkanoo y originario de la época de la esclavitud. Bailarines con vistosos trajes y máscaras desfilan por las calles de la ciudad mientras bailan y realizan acrobacias al ritmo de la música. Al otro lado del Atlántico se puede vivir una nochevieja repleta de trompetas, tambores, alegría y coloridas carrozas.

Viajeros Piratas

 

En la tierra de Papá Noel

Laponia – Finlandia. Oscuridad, cielos despejados y algo de suerte son los ingredientes necesarios para poder apreciar las espectaculares auroras boreales, fenómenos de luz que pueden durar veinte segundos o toda la noche. En la tierra de Papa Noel, hay que pasar la nochevieja hospedado en un iglú con techo de cristal y a salvo del frío, con una copa de vino y los ojos bien abiertos para apreciar estas maravillas de la naturaleza, que en Laponia se presentan unas 200 noches al año.   

Viajeros Piratas

En las Antípodas

Australia. Todos los que se llamen a sí mismos festivaleros tienen una cita los últimos días de diciembre en las antípodas: el Falls Festival. Celebrado simultáneamente en cuatro ciudades australianas, con magníficos escenarios siempre cerca de la playa y con artistas de talla internacional, este festival será una espléndida alternativa para darle la bienvenida al 2019. Y para los que no son de festivales, los fuegos artificiales de la bahía de Sídney son todo un espectáculo.

Otro viajazo para el cual nos haría falta un buen pellizco. Empezaríamos en Sydney y Melbourne para luego irnos a la Gran Barrera de Coral, al centro, en busca de Ayers Rock (en la imagen) o al Northen Territory, la Australia más salvaje. | simonbradfield

Dormir (o no) en un hotel

La Casa en el Agua -  Sucre, Colombia. ¿Y si damos la bienvenida al 2019 desde un hotel en el Caribe, olvidando el abrigo y la bufanda? En este hostal eco-amigable ideal para los más aventureros –solo se puede tomar una ducha una vez al día, el comedor es comunitario y el marisco fresco es el único menú–, se vivirá una nochevieja como nunca: con un cóctel en la mano, flotando en el océano y lejos del bullicio. Aquí se tendrá la seguridad de empezar el año en calma y con un buen chapuzón en el mar.

Viajeros Piratas

            

Desde un restaurante

The Rock - Zanzíbar. Situado en medio de las cristalinas aguas del océano índico, en Zanzíbar, The Rock se ha convertido en una de los sitios preferidos por los visitantes de este paraíso. Accesible andando cuando la marea está baja o en bote cuando es más alta, este restaurante con aire italianos pero enfocado en productos locales como mariscos y especias y con pasta hecha en casa, es ideal para iniciar la jornada de Nochevieja con un almuerzo frente al mar, para luego brindar por el año nuevo desde alguna playa de esta paradisíaca isla.

Viajeros Piratas

En un lugar inesperado

El Rey León en el teatro. Tomarse las uvas en el intermedio del famosísimo musical del Rey León en Madrid es sin duda un plan de nochevieja fuera de lo común. La representación comienza a las 22h30, para darte tiempo a comer algo antes y, faltando cinco minutos para la medianoche el elenco de este musical de Disney (que lleva cinco años en cartel) prepara las uvas, el champán y el cotillón, para que los asistentes brinden en compañía de Timón y Pumba y al ritmo de Hakuna Matata.

Viajeros Piratas