Siete alojamientos con duende para la Feria de Abril

Rafael de Rojas

La Feria de Abril de Sevilla recibió el año pasado 400.000 visitantes diarios y alcanzó el 85 por ciento de ocupación hotelera. Conseguir una cama se vuelve una tarea más complicada y más cara a medida que se acerca el 24 de abril, la fecha de su comienzo. Entre las opciones disponibles hay hoteles de 5 estrellas, como el recién reabierto Alfonso XIII (www.hotel-alfonsoxiii-sevilla.com), que mantiene el aire clásico del que fuera una referencia del lujo en los años 20. O el Eme Catedral (www.emecatedralhotel.com), que apuesta por el diseño actual y la gastronomía, con siete bares y restaurantes encabezados por Santo Restaurante, dirigido por Martín Berasategui. Cuenta también con una azotea en varios niveles con piscina y vistas a la Catedral y la Giralda. Esta última también se observa desde el Husa Los Seises (www.hotelhusalosseises.com), un cuatro estrellas situado en un palacio arzobispal del siglo XVI. Ésa es una de las características de la hostelería sevillana: los palacios convertidos en hoteles, especialmente en el Barrio de Santa Cruz. Es el caso de Las Casas de la Judería (www.casasypalacios.com), un conjunto de palacios que pertenecieron al duque de Béjar, con sus correspondientes fuentes y patios con naranjos. También el del Palacio de Villapanes (www.almasevilla.com), un cinco estrellas con torreón, mirador y patio con arcadas y columnas de mármol a unos pasos de Santa Cruz. En el propio barrio está también el hotel boutique El Rey Moro (www.hotelelreymoro.com), con precios más moderados que los anteriores y habitaciones articuladas en torno a un patio con plantas y corredores revestidos de madera. Más reducido es el Hotel Holos (www.hotelholos.com) con la arquitectura más vanguardista de Sevilla.