Seis cimas a las que escaparse para celebrar el Día Internacional de las Montañas

Cada 11 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Montañas, una fecha cuyo objetivo es el de defender estos tesoros de la naturaleza del cambio climático y la sobreexplotación.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Janoka82 / ISTOCK

Según Naciones Unidas, las montañas ocupan el 27% de la superficie terrestre, acogen al 13% de la población mundial y suministran agua dulce a más de la mitad del mundo. Razones más que suficientes para luchar por su protección frente al cambio climático y la sobreexplotación. Por ello, y cada 11 de diciembre desde 2003, se celebra el Día Internacional de las Montañas, una fecha con la que se destaca la necesidad de conservar estos tesoros naturales.

Así, y con motivo de este día, Musement ha seleccionado seis montañas que podemos visitar y cuya belleza e increíbles paisajes las han convertido en Patrimonio de la Humanidad.

El Teide, España

Allard1 / ISTOCK

Con una altitud de 3.718 metros, el Teide es la montaña más alta de España y se estima que su estructura volcánica, que se alza a más de 7.500 metros por encima del fondo del océano, es la tercera más elevada del mundo. El Teide es una muestra viva de los procesos geológicos de la evolución de las Islas Canarias, razón por la que desde 2007 es Patrimonio de la Humanidad. Desde Musement, recomiendan subir al Pico del Teide, ya sea caminando o usando el teleférico, pasar la noche en El Refugio y terminar la subida al amanecer para disfrutar de unas vistas impresionantes en las que podrás observar el resto de las Islas.

Montañas Azules, Australia

D.R.

Esta región situada a unos 50 kilómetros de Sídney, cubre más de un millón de hectáreas y contiene el 10% de la flora vascular del país. Mesetas calizas, gargantas, bosques de eucaliptos y especies raras y amenazadas como el ‘Pino Wollemi’ son sólo algunas de las muchas características por las que las Montañas Azules, que deben su nombre a la tonalidad que adquieren a distancia, fueron incluidas en la lista de Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. El pico más alto es el Monte Weron con 1.215 metros de altitud.

Los Dolomitas, Italia

Janoka82 / ISTOCK

Esta cadena montañosa, situada en los Alpes italianos, cuenta con más de 18 cimas que superan los 3.000 metros de altura. Los Dolomitas abarcan más de 140.000 hectáreas en las que encontramos paredes verticales, glaciares, valles, agujas, torres, sistemas kársticos...además, con frecuencia se producen corrimientos de tierras, avalanchas e inundaciones. Esta variada geografía, y el hecho de que la zona sea uno de los mejores ejemplos de preservación de sistemas de plataformas carbonatadas de la era Mesozoica con registros fósiles, llevaron a incluir a Los Dolomitas como Patrimonio de la Humanidad en 2009.

Montañas Rocosas, Canadá

sara_winter / ISTOCK

Esta zona, que es Patrimonio de la Humanidad desde 1984, comprende los parques nacionales de Banff, Jaspet, Kootenay y Yoho; además del Monte Robson, el Monte Assiniboine y Hamber. En ellos, podemos encontrar glaciares, cumbres, cascadas, cañones, grutas, picos, cuevas de piedra caliza…sin duda un lugar increíble en el que también se encuentra uno de los yacimientos de fósiles animales más importantes del mundo: Burgess Shale, en el que hay restos de invertebrados de más de 500 millones de años de antigüedad.

Los Pirineos - Monte Perdido, España-Francia

GeoJGomez / ISTOCK

En Los Pirineos podemos encontrar el macizo calcáreo más alto de Europa, cuyo pico más elevado es Monte Perdido, con 3.352 metros de altura. Este paisaje montañoso, que supera las 30.000 hectáreas, también tiene los cañones más grandes y profundos de Europa y valles en forma de ‘U’ como consecuencia de la erosión de miles de años. Los Pirineos-Monte Perdido son Patrimonio Mundial desde 1997.

Monte Nemrut, Turquía

izzetugutmen / ISTOCK

El rey Antíoco I de Comagene, reino creado tras la caída del imperio de Alejandro Magno, mandó construir en la cima de esta montaña un túmulo funerario. Así, a más de 2.000 metros de altura, el Monte Nemrut alberga los restos de estatuas de más de ocho metros de alto que representan animales y dioses armenios, griegos y persas. Gracias a los vestigios que aún quedan en esta montaña de la época helenística el Monte Nemrut fue incluido en la lista en 1987.