Rutas en bici por el Midi Pyrénées

El Canal des Deux Mers, el valle del Lot o las rutas del Tarn son sólo tres los lugares del Midi-Pyrénées que recorrer en bici. Excursiones sólo aptas para los amantes del cicloturismo.

Para todos los niveles, las rutas ciclistas que recorren el Midi Pyrénées francés pretenden ofrecer al viajero un visión completa de una región donde la bicicleta es la reina gracias, entre otros encantos, al Puerto del Tourmalet y al Tour de Francia.

Son muchos los que cada año quieren emular a sus ídolos ciclistas realizando el mítico recorrido de la subida al Tourmalet que cada año acoge el evento del veranos, el Tour de Francia. Así, los departamentos de Hautes- Pyrénées, de Haute-Garonne y Ariège establecieron una señalización detallada en sus carreteras para los ciclistas. Estas señales otorgan información cada kilómetro sobre la distancia hasta la cumbre, el porcentaje de inclinación de la pendiente y la altitud. Además, a través de estas rutas se podrá conocer las localidades de Tarbes, La Pierre Saint-Martin, Pau, Cauterets (a través de los puertos de Aspin y el famoso Tourmalet), Lannemezan y el Plateau de Beille, Muret, Rodez o Mende.

Los que tienen en la naturaleza su excusa para realizar rutas en bici, Midi-Pyrénées ofrece las conocidas como "bicirutas" que atraviesan encantadoras zonas como la del valle del Lot (160 km), el Tarn (108 km), el valle de Garonne (150 km) o los de Castres y Revel (32 km). Estos itinerarios combinan carriles verdes y carreteras con escaso tráfico, con un sistema de indicación y balizaje adaptados.

Así, la ruta del valle del Lot transcurre por la ciudad de Cahors y sus viñedos hasta la localidad de Aiguillon a través de Puy-L'' Evêque, el puerto de Grez?els, la iglesia de Pescadoire o la fortaleza de Castelfranc, entro otros puntos encantadores.

Otra de las rutas que muestran la naturaleza más bella de Midi-Pyrénées es la que une las localidades de Mirepoix y Ariège, pasando por la bella Carcasonne. También conocida como la ruta de los cátaros, transcurre por parte de los Pirineos donde la cruzada contra los cátaros de entre los siglos XIII y XIV más se siente hoy día. Así, utilizando una antigua vía ferroviaria pasa por la fortaleza de Mirepoix y la ciudad de Lavelanet donde se ubica el castillo de Montségur, además de Mirepoix, Camon, Chalabre, Dreuilhe o la Bastide-sur-l'' Hers.

Por otra parte, 75 son los kilómetros con los que cuenta "Passa Païs" una vía verde que une las regiones de Midi Pyrénées y Languedoc Roussillon a través del Parque Natural Regional de Haut-Languedoc. A través de ella, el visitante podrá disfrutar de la naturaleza atlántica del río Tarn pero también de los paisajes mediterráneos del Puerto de la Fenille. Esta ruta une las localidades de de Bédarieux y Mazamet y pasa por lugares como Saint-Amans-Soult y St-Amans-Valtoret, Labastide-Rouairoux o el Museo de la Industria Textil.