Ruta romana por Talavera de la Reina

Caesarobriga, en el actual territorio de Talavera de la Reina, fue un importante centro comercial de la provincia de Lusitania.

Miryam de Muro
 | 
Foto: Turismo Castilla-La Mancha

Conocida como la "Ciudad de la Cerámica", Talavera de la Reina alberga siglos de historia entre sus calles y monumentos. Se desconocen los orígenes exactos de esta ciudad castellano manchega, pero sí se sabe que fue poblada por los vetones y que, por entonces, recibía el nombre de Talabriga, “ciudad del valle”.

Será en el año 181 a.C. cuando las tropas del político y militar romano Quinto Fulvio Flaco invadan este territorio que pasará a denominarse Caesarobriga, y la ciudad se convierta en un importante centro agrícola, ganadero, comercial y de descanso, pues se hallaba en el centro de la calzada romana que conectaba Augusta Emerita (Mérida) con Complutum (Alcalá de Henares) y Tarraco (Tarragona).

Turismo Castilla-La Mancha

La ubicación de la ciudad en el centro de la península ibérica, y el paso del río Tajo por su territorio, hicieron de Talavera un buen lugar para levantar importantes edificaciones y ser declarada municipium (el segundo tipo de ciudad romana más importante, después de la colonia).Algunos de los restos romanos más importantes que aún conserva Talavera de la Reina son el trazado de la muralla –sobre la que el emir Abderramán III alzó una fortificación árabe de la que se conserva gran parte- varias termas, casas de patricios y comerciantes, columnas, un puente y varias construcciones hidráulicas.

Turismo Talavera

Foro romano de Caesarobriga

Los restos del foro romano de Caesarobriga se extienden por todo el casco antiguo de la ciudad, especialmente en la Plaza del Pan, en la Plaza de Santa María y, por excelencia, en los cimientos del antiguo Hospital de la Misericordia del siglo XVII. En este enclave, actualmente figura el Centro Cultural Rafael Morales, donde se puede observar un yacimiento arqueológico de los siglos I al IV.

En este lugar se pueden observar los restos de dos templos romanos, uno dedicado al dios Júpiter y otro al emperador Tito Flavio Vespasiano, así como los restos de la domus (casa) de un importante comerciante.

De la domus se conserva el trazado de las estancias del ala sur, el sistema de desagües, varios pavimentos y parte de un mosaico geométrico. También se hallaron pinturas murales imitando mármoles y otros objetos como el fragmento de un medallón con la cabeza de Mercurio, dios romano del comercio.

Villa de Saucedo

En el siglo XV fue descubierto este asentamiento romano que se corresponde con la Villa Romana de Saucedo del siglo III al V d.C., situada a las afueras de la ciudad lusitana de Caesarobriga ( y de Talavera). Por entonces, se encontraron sepulturas con cadáveres, una escultura de un busto de mármol de un romano con toga, pendientes de oro, molduras de mármol y un altar dedicado a las ninfas.

La zona volvió a excavarse en 1950 con la construcción de la entidad local menor de Talavera la Nueva, y se descubrieron dos complejos termales muy bien conservados, con sistema de calefacción hídrica y diferentes baños en su interior.

Tras los estudios de la Universidad Autónoma, se comprendió la distribución original de la villa, que cuenta con una entrada monumental con una fuente y da paso a una serie de estancias de gran tamaño, además de almacenes y un patio central con piscina para la recogida de agua de lluvia.

También se han hallado restos de la Basílica cristiana y la pila bautismal que se construyeron sobre las termas en el siglo V, con la cristianización del territorio. Parte de los suelos están cubiertos por mosaicos de una increíble belleza, algunos de ellos están expuestos en el Museo de la Santa Cruz, en Toledo.

Pueden visitarse los yacimientos pidiendo permiso en la Consejería de Cultura de Castilla-La Mancha, la Casa de la Cultura de Talavera la Nueva, el Museo Ruiz de Luna de Talavera de la Reina o el Museo de Santa Cruz de Toledo.

Turismo de España

Puente Viejo (o de Santa Catalina)

Conocido popularmente como el “puente romano”, este puente es el más antiguo de los cuatro que posee actualmente Talavera. El caudal del río ha derribado parcialmente sus cimientos a lo largo de la historia, sin embargo, cuando el río se deseca, se puede observar la estructura romana sobre la que se reedificó el puente durante la época árabe medieval, así como en el siglo XV, época de la que se conserva la mayor parte de la reconstrucción.

La última restauración se efectuó en 2002 para mantener el puente transitable y así seguir accediendo al Centro de Interpretación del Río Tajo, al parque de Los Sifones, y a la Central Hidroeléctrica, que conserva molinos harineros y un horno de tejas del siglo XIX.

Turismo Castilla - La Mancha

Basílica de Nuestra Señora del Prado

Este edificio religioso se encuentra en el recinto de los Jardines del Prado, un territorio con carácter sagrado desde la época romana. A las afueras de la antigua Caesarobriga, hoy en el centro de Talavera, se levantaba un templo dedicado a Pales, diosa de la ganadería, y Ceres, diosa de la agricultura. El festejo en honor a ambas deidades aún se conserva a través de las famosas Mondas -fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional- aunque se cristianizó durante la época visigoda.

Tras la reconquista, la ermita se rehízo en estilo mudéjar, y en el siglo XVI fue sustituida por otra edificación de estilo renacentista, que constituye la parte más antigua de la iglesia actual, declarada “Basílica Menor” en 1989.

Turismo Castilla-La Mancha

Museo de Cerámica Ruiz de Luna

Un convento agustino del siglo XVII fue reconvertido en el Museo Ruiz de Luna en 1997. Desde entonces, este museo alberga la colección personal del ceramista Juan Ruiz de Luna, junto a valiosas piezas de alfarería con las que conocer la historia de la mejor cerámica del mundo desde sus orígenes romanos y árabes, hasta sus épocas de esplendor entre los siglos XVI y XX. El museo -situado en la Calle San Agustín el Viejo, 13- es accesible a diario por un coste de 3 euros por persona.

Parque Roma

Este parque, junto a la recién cerrada sala de proyecciones Cinébora, está decorado por grandes columnas romanas que recrean las columnas originales que se construyeron en aquella época, de las que aún se conservan la basa y parte del fuste y que descansan en la hierba de este espacio ajardinado.