Este restaurante madrileño entre los mejores de Europa, según un conocido foodie estadounidense

La capital de España es ya un destino gastronómico de primer nivel gracias a restaurantes de gran calidad que son reconocidos por críticos gastronómicos de todo el mundo.

Descubre la propuesta madrileña que adora este foodie americano.
Descubre la propuesta madrileña que adora este foodie americano. / Istock / Esperanza33

No hace falta coger la Guía Michelín para descubrir que Madrid se sitúa en lo más alto de la gastronomía mundial. En la última edición, la capital suma 36 estrellas. DiverXo es el único que cuenta con tres, seguido por 6 restaurantes con doble distinción y 21 más con una estrella, de los cuales 6 son nuevos.

Hoy, en cambio, no nos vamos a fijar en estos laureados establecimientos, sino en uno que ha llamado la atención del crítico gastronómico estadounidense Steven Plotnicki y que se ha colado en la sexta posición de los 30 mejores nuevos establecimientos de Europa. Con todos vosotros: Osa.

Osa se encuentra en la colonia del manzanares, en Madrid.

Osa se encuentra en la colonia del Manzanares, en Madrid.

/ Istock / fotoVoyager

Osa: restaurante en un chalecito de dos plantas

Nos trasladamos hasta la icónica colonia del Manzanares, al número 123 de la calle de Ribera del Manzanares para descubrir un coqueto chalecito de dos plantas que se ha convertido en todo un referente de la capital desde su apertura. Y no lo decimos nosotros, sino Steven Plotnicki o la Guía Repsol, que le ha otorgado 2 soles.

Plotnicki ha incluido en su lista de 30 nuevas aperturas europeas hasta una decena de restaurantes españoles diseminados por toda la geografía; desde Haro (con la propuesta de Nublo), hasta Barcelona (con Sensato o Aleia) pasando por Sagunto (con Arrels) o Baeza (con Vandelvira).

En Madrid encontramos dos establecimientos imprescindibles: Bascoat, en el número 9 de la clasificación y Osa, la propuesta de Jorge Muñoz y Sara Peral en un más que merecido sexto puesto.

En Osa las ganas son su principal seña de identidad junto a la calidad de sus productos. Un equipo joven y muy ilusionado ofrece platos que son una oda a la sencillez. Desnudos visualmente, pero con unos sabores y esencias que nos transportan a lo clásico. Además, el producto se trata con máximo respeto y eso se puede percibir en cada bocado.

El comensal debe saber que existen dos menús disponibles. El primero, OSA (con mayúsculas) ofrece tanto los productos de temporada como las nuevas elaboraciones y consta de 18/20 pases. Una experiencia top que cuesta 180 euros, mientras que osa es una opción más moderada, con 13/14 pases enfocados en los clásicos de la casa. ¿Su precio? 150.

Platos para los más valientes, como la lengua de wagyu en tres cortes y acabados diferentes; para los clásicos, un rillete de conejo sobre una crema de ajo asado y acompañado de zanahoria baby, rabanito, nabo y cebollita encurtida en la casa o, para los amantes del pescado, pimiento chocolate con pilpil de bacalao de las islas Feroe. Propuestas únicas que le han permitido a Osa colarse entre los restaurantes imprescindibles que visitar en Madrid.

Síguele la pista

  • Lo último