La realidad virtual llega al Faro de Moncloa

Con un sistema a base de tablets, desde el mirador se podrán apreciar en primer plano algunos de los lugares más emblemáticos de la capital.

VIAJAR
 | 
Foto: mvsalgado / ISTOCK

El Faro de Moncloa es una enorme torre de 92 metros de altura situada al oeste de la ciudad, muy próxima a Ciudad Universitaria. Su punto más alto brinda una de las vistas más espectaculares de Madrid, pues desde allí es posible distinguir lugares como el Palacio Real, la zona centro, la Casa de Campo o incluso la Sierra de Guadarrama.

Sin embargo ahora las posibilidades de observación desde el Faro aumentan de forma notable con ‘Faro Explorer’. Gracias a una herramienta de realidad virtual aumentada, gestionada por Turismo del Ayuntamiento de Madrid, ya es posible disfrutar de primeros planos de algunos de los lugares más emblemáticos de la capital, acompañados además de información de interés sobre los mismos y otras funciones.

Turismo Ayuntamiento de Madrid

Tan solo con las tablets allí disponibles, y sin moverse del mirador del Faro, el usuario puede contemplar muy de cerca y con nitidez inédita los lugares más representativos de la capital. Esta tablet funciona, en definitiva, como si fuera un moderno telescopio que permite apreciar en detalle los principales espacios naturales y monumentos de la capital –incluso pudiendo acceder al interior de varios edificios– y la posibilidad de leer una descripción detallada de los mismos.

Desde el mirador del Faro los visitantes podrán “pasear” por del Parque del Capricho, el Palacio de Cibeles, el Palacio Real, Matadero Madrid, el Museo Arqueológico Nacional, el Museo Nacional de Ciencias Naturales, la Sala de Trofeos del Santiago Bernabéu, el Palacio de Cristal de El Retiro, el Puente de Segovia, el Puente de Perrault, la Real Basílica de San Francisco El Grande y la iglesia de San Antonio de los Alemanes.

Madrid visto desde lo más alto

Asimismo, ’Faro Explorer’ posee otra función interesante: la de un “ascensor” larguísimo que permite al visitante situarse hasta 500 metros por encima del Faro de Moncloa, con la posibilidad de observar Madrid desde aún más altitud y pudiendo divisar toda la Península e incluso el mar.

Las visitas al Faro de Moncloa están disponibles en español e inglés y tienen un coste de tres euros.