Próxima parada: Museo del Helado

Tras el éxito en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, el Museo del Helado aterriza en Miami más dulce que nunca.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Katie Gibbs

Rosa, rosa y más rosa. Así es el Museo del Helado más famoso y colorido de Estados Unidos. Abrió por primera vez sus puertas en Nueva York, para posteriormente trasladarse a Los Ángeles, San Francisco y Miami Beach, donde está ubicado en la actualidad. Recibe el nombre de museo sin embargo, se trata de un espacio itinerante en el que el visitante no asiste a una muestra ilustre de la historia del helado, sino a una recreación de formas, colores y sensaciones asociados a ese tema, que estimulan la imaginación, la fantasía y, desde luego, el deseo de comerlos.

La iniciativa, de formato pop-up, se inauguró el año pasado y desde entonces más de medio millón de visitantes de todas las edades y partes del mundo han recorrido sus coloridos pasillos, creado sus propios sabores, experimentado con nuevas texturas, y degustado alguna de sus centenares de variedades.

En la actualidad, todos aquellos golosos que visiten Miami durante los próximos meses -hasta el 29 de marzo- tendrán la posibilidad de visitar el Museo del Helado y ponerse en la piel de uno de los chocolateros más famosos de todos los tiempos: Willy Wonka.

El color rosa envuelve al visitante nada más entrar en el museo. Dulces, esculturas, escaleras, siropes, helados, paredes, techos y todo lo que uno se pueda imaginar persigue a los turistas a través de las cuatro plantas que tiene el edificio Faena District de Miami

Entre los imprescindibles del Museo del Helado destacan una sala llena de ventiladores en forma de cucurucho,  un techo donde cuelgan 2.500 polos de helado de colores, columpios en forma de plátano y cereza, una piscina de golosinas y un congelador que alberga helados veganos, kosher o sin gluten. Además, cabe destacar que en cada sala el visitante es recibido por un integrante del museo.

Las entradas, que incluyen una visita guiada por todas las estancias del museo, están disponibles en la página web oficial y se pueden obtener desde 38 dólares (unos 30 euros).