El primer chapuzón del verano nos lo damos en el cielo de Madrid

La mayor azotea de Madrid abre el próximo 11 de junio con un glamouroso beach club y las mejores vistas al skyline

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Hotel Emperador

Del mismo modo en que los yates se bautizan con una botella de champán antes de perderse en el mar (“el barco que no haya probado vino probará sangre”, advierte un antiguo proverbio británico) el verano se inaugura con un chapuzón. Nada puede sentar mejor que ese primer baño de la temporada estival, con el termómetro escalando posiciones y la piel ansiosa de bronceado.

En Madrid este acontecimiento prodigioso tendrá lugar el próximo 11 de junio, cuando abra sus puertas la piscina de la mayor azotea de la ciudad: la del Hotel Emperador, todo un icono de la Gran Vía.

La ciudad a los pies

Se trata del espacio perfecto para semejante ocasión. Porque pocos imaginan lo que aguarda en la última planta de este hotel clásico que se remonta a 1947. Llamarlo terraza es quedarse muy corto. Sólo para hacerse una idea: más de mil metros cuadrados con unas vistas de cine.

Piscina del Hotel Emperador | Hotel Emperador

El mayor patrimonio artístico y monumental se despliega a los pies de esta piscina de 2.8 metros de profundidad, desde la que se divisa el Palacio Real, La Catedral de la Almudena, la Iglesia de Santa María, el Teatro Real, las Cuatro Torres Business Area, La Torre Picasso, el Pirulí y hasta el Faro de Moncloa. Todo cabe en esta descomunal panorámica de 360 grados, en la que los edificios más emblemáticos dibujan el skyline madrileño sobre un manto de tejados cobrizos

Terraza del Hotel Emperador | Martin MENDEZ / Ludovic MAGNOUX

Más allá de los edificios más representativos de la capital, la vista también alcanza a la maraña de sus casas más bajas, a la brecha que abren las calles principales y hasta la sierra majestuosa al fondo. Nada se escapa desde este prodigioso rooftop.

Como en la playa

El beach club del Hotel Emperador es todo un clásico del verano madrileño. Y más desde que este gigantesco espacio presenta una imagen renovada a cargo del interiorista Nacho García de Vinuesa, quien ha sabido dotarlo de lujo sin ostentación. El resultado, además de su refrescante piscina, es un espacio con solárium, zona de chillout, múltiples camas balinesas y un restaurante snack-bar por si aprieta el hambre con tanto chapuzón.

Zona chillout del Hotel Emperador | Hotel Emperador

Después, mientras la tarde cae sobre Madrid, se puede disfrutar del Sky Bar (de miércoles a domingo, de 20.00 horas a 00.00 horas) con más de 300 referencias de destilados de todo el mundo y una cuidada carta de creativos cócteles de autor.

Cócteles del Sky Bar del Hotel Emperador | Hotel Emperador

Es el momento en que el horizonte se tiñe de rojo y dorado y Madrid resulta irresistible desde esta azotea a donde no llega la vorágine del tráfico ni el bullicio de las avenidas. Donde uno puede literalmente rozar uno de los cielos más bonitos del mundo.

Y MÁS:

El nuevo Hard Rock Hotel Madrid abrirá sus puertas el próximo 1 de julio

Lujo en el corazón de Madrid

El primer hotel del mundo 'todo Marvel' abre en Disneyland Paris