Playas sorprendentes del Alentejo portugués

A la vuelta de la esquina, el Alentejo portugués tiene en su haber con algunas de las playas más sorprendentes del país luso.

Al sur de Lisboa y al norte del Algarve, la costa del Alentejo portugués abarca 130 kilómetros, desde el Estuario del Sado hasta el parque natural del Sudoeste Alentejano, en los que encuentran algunas de las mejores playas de Portugal.

Una buena forma de pasar las vacaciones de verano es recorriendo estos kilómetros de costa lusos. Así, de norte a sur, la primera parada la formaría la zona del Estuario del Sado que permite un recorrido a bordo de un galeón mientras se observan delfines y flamencos. En esta zona también se encuentra el puerto palafítico de Carrasqueira, donde sus muelles forman casi de laberinto construido sobre pilares de estacas asentados en el lodo. En este estuario no hay que dejar de visitar la Península de Troia, rodeada por parques naturales y cuyas playas son muy codiciadas por los amantes del windsurf -playa de Comporta, Carvalhal o la playa de Pego-.

Contiando hacia el sur, la Costa da Galé comienza en la península de Troia y finaliza en el Cabo de Sines. A lo largo de este recorrido se encuentran las playas de Pinheirinho, Galé y la playa de Aberta Nova donde la escasa intervención del hombre hace que la naturaleza bulla en ellas. Por su parte, la playa de Santo André, junto a la laguna homónima destaca por ser prefecta para la práctica de windsurf y piragüismo. Un poco más al sur pero también en la Costa da Galé se encuentra Sines, un pequeño pueblo pesquero que tiene en Vasco de Gama a su hijo más famosos.

El parque natural del Sudoeste Alentejano y la Costa Vicentina son los lugares más al sur de la costa del Alentejo y aquí se pueden encontrar pequeñas playas rodeadas por escarpados acantilados como la de Zambujeira do Mar. Otras playas son las de Mogavel, Figueirinha o Praia Grande de Porto Covo, perfectas para la familia, las de Oliveirinha y Samouqueira para aquellos que buscan intimidad y las de Malhão, de gran extensión o las playas de la Cruz, de Saltinho o la de los Nascedios.Y es queAlentejo tiene una playa para cada uno.