Planes salvajes para disfrutar de Lisboa con niños

Portugal siempre es una buena idea y su capital ofrece infinidad de opciones. Allí mismo, sin salir de la ciudad, esperan los 2.000 animales del Zoo de Lisboa, reconocido mundialmente por la gran calidad de sus hábitats. Un plan divertido y emocionante para toda la familia.

Lara Martínez para Zoológico de Lisboa
 | 
Foto: Zoo Lisboa

Lisboa esconde en su interior una ciudad a la medida de cada viajero: es romántica si vas en pareja, cosmopolita y vibrante para quienes busquen arte y cultura, y divertida y sorprendente para las familias con niños. Los pequeños disfrutarán a lo grande recorriendo el Tajo en barco o subiendo en el tranvía las cuestas de Alfama hasta el Castillo de San Jorge. Una visita que despertará su imaginación por su magnífico estado de conservación y que ofrece, además, una de las mejores panorámicas de la ciudad. 

Pero entre todas las posibilidades para los viajeros con niños, la visita al Jardim Zoológico de Lisboa es imprescindible.

Uno de los zoos más grandes de Europa

Este zoo no es uno cualquiera. Ubicado en el centro de la ciudad, el Jardín Zoológico de Lisboa es uno de los más grandes de Europa y tiene una de las mejores colecciones zoológicas del mundo, con cerca de 2000 animales de 300 especies diferentes, alojados en instalaciones naturales.

El parque ofrece un conjunto completo de atracciones donde divertirse y aprender. Con la misma entrada se pueden acceder a atracciones como estas:  

* Bahía de los delfines: presentaciones diarias extraordinarias de delfines en uno de los mejores delfinarios de Europa. Además del asombroso espectáculo, también se pretende concienciar sobre la mayor amenaza para los océanos, la basura marina.

zoo Lisboa
Zoo Lisboa

* Aves en vuelo libre en el Bosque Encantado: una espectacular demostración de vuelo que permite observar de cerca las magníficos ejemplares de diferentes especies y maravillarse con la exuberancia de las aves tropicales.

* Bosque del Lince Ibérico: este hábitat de flora mediterránea, acebuches, encinas y plantas aromáticas ha sido diseñado especialmente para acoger a Gamma y Azahar, dos ejemplares de estos animales, y representa la riqueza de la biodiversidad local y la importancia de nuestras acciones en la naturaleza.

* Templo de los primates: una instalación sorprendente, con árboles, cascadas y lagos, donde se puede ver y aprender más sobre el comportamiento de chimpancés, gorilas y orangutanes.

* Alimentación de pelicanos: una oportunidad de aprendizaje y una experiencia divertida. 

zoo Lisboa
Zoo Lisboa

* Valle de los tigres: es el hogar de los tigres siberianos y de Sumatra, que promueve la observación de los animales con un impacto reducido, ideal para el bienestar de los grandes felinos.

Además de todas estas actividades, hay un detalle que convierte el Jardim Zoológico de Lisboa en una visita todavía más atractiva para los niños: el teleférico. Se trata de un emocionante viaje de 20 minutos que permite contemplar el zoológico y sus habitantes salvajes a vista de pájaro. ¡Un planazo inolvidable!