Piscinas con vistas preciosas en Madrid

Existe un mundo maravilloso en las alturas de la capital. Un mundo de glamourosas azoteas donde darse un refrescante chapuzón mientras el horizonte se ensancha sobre los tejados

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: SeanPavonePhoto / ISTOCK

El Cielo de Alcalá

El Cielo de Alcalá. | Hotel H10 Puerta de Alcalá

Hotel H10 Puerta de Alcalá
Alcalá, 66

En pleno Barrio de Salamanca, se trata de una original plunge pool acristalada, rabiosamente turquesa, a través de la cual, desde una hamaca y con un mojito espumoso en mano, se divisa la Puerta de Alcalá como sumergida en el Caribe. Así de exótico es este espacio del exclusivo hotel H10, dueño y señor de una de las mejores panorámicas de Madrid: de un lado, la elegante y sofisticada Milla de Oro; de otro, la frondosidad del Parque del Retiro, que se divisa en total magnitud. En la zona chill-out, además, se pueden degustar unas platillos estupendos.

La Terraza

Beach Club Hotel Emperador

Hotel Emperador
Gran Vía, 53

Más  de  800  m2 de  terraza,  piscina,  solárium,  camas  balinesas,  zona  chill  out,  restaurante  snack-bar  y  la  coctelería  del  bartender  Luca  Anastasi aguardan en la azotea de este hotel clásico de la Gran Vía que se remonta a 1947. Un gigantesco espacio cuya imagen fue renovada recientemente a cargo del interiorista Nacho García de Vinuesa. El resultado es que se trata de una de las mejores piscinas de Madrid, con una vista espectacular de 360º sobre el skyline que puede admirarse desde una cama balinesa: los edificios más emblemáticos de la capital, la maraña de sus tejados rojizos, la brecha que abren sus calles principales y hasta la sierra, al fondo. Nada se escapa desde su privilegiado décimo piso. La novedad  de esta  temporada es que La Terraza  permanecerá  abierta  hasta  las  02.00  horas  para  disfrutar de la noche madrileña.

La Terraza de Óscar

La Terraza del Óscar. | Room Mate Óscar

Hotel Room Mate Óscar
Plaza de Pedro Zerolo, 12

Un clásico de las alturas es esta archifamosa azotea que recoge el espíritu de Chueca: alegre, atrevido, incluso descarado. Vale que su piscina no es excesivamente grande, pero el ambiente es fantástico en su zona lounge con camas balinesas, tumbonas chaise longue, césped artificial y, por supuesto, gente sin prejuicios. Además las tardes-noches-madrugadas pueden ser refrescadas por una eterna oferta de cócteles muy explosivos. Para los ojos son fantásticas sus vistas; para el oído lo es su silencio (no llega el rumor de los coches) y para el alma esa brisa que sube a la última planta y que se recibe como agua bendita.

Sky Moncloa

Sky Moncloa. | Hotel Exe

Hotel Exe
Arcipreste de Hita, 10

Fuera del circuito habitual se sitúa esta otra azotea cuya panorámica, no por ser diferente, resulta desmerecedora. Porque así, de tú a tú, se puede admirar el Faro de Moncloa, la Ciudad Universitaria, el Parque del Oeste y, afinando un poquito, El Pardo y hasta la Sierra de Guadarrama. Es lo que tiene estar en el décimo piso y orientada hacia poniente. Más allá de estas imágenes tan fotografiables, está su maravillosa piscina y su ambiente relajado, ideal para explayarse en esta reconfortante práctica de rozar el cielo de Madrid.

La Terraza

La Terraza. | Hotel Índigo Gran Vía

Hotel Índigo Gran Vía
Silva, 6

A esta tentadora piscina en pleno corazón de la Gran Vía no le falta de nada: unas vistas espectaculares, una decoración de lo más cool y unos exquisitos cócteles y aperitivos ideados por el chef Andrea Tumbarello. Tiene hasta en los fines de semana un reconocido Dj en originales sesiones a las que lleman Sky Zoo. Por todo ello,  es una de las más envidiadas de Madrid.

 

// Outbrain