La piscina más honda del mundo tiene 45,5 metros, cuevas y hasta ruinas mayas

Cuevas submarinas, ruinas mayas y un naufragio, así es el proyecto más ambicioso para los amantes del buceo

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Deepspot

Rompiendo todos lo récords, Polonia ha inaugurado la piscina más profunda del mundo, Deepspot. El fondo de esta inmensa estructura se encuentra a 45,5 metros, por lo que está diseñada principalmente para los amantes del buceo, y para quienes no tengan miedo a las profundidades…

Deepspot

Pero esta piscina no destaca solo por ser la más honda. A los 5 metros por debajo del agua, se encuentran las habitaciones de un hotel con vistas al interior de la piscina. Incluso, un poco más abajo, en los 20 metros, los buceadores podrán encontrar cinco cuevas con recreaciones de ruinas mayas para explorar como si fuesen auténticas grutas submarinas.

Deepspot

Y la cosa no se queda aquí. El ambicioso proyecto ha recreado los restos de un naufragio en el fondo de la instalación. Para llenar la piscina han necesitado más de 8.000 metros cúbicos de agua, lo que equivaldría a 27 piscinas olímpicas.

Así, se trata de toda una experiencia tanto para los profesionales del buceo como para aquellos que se inician es este deporte. Por ello, según los organizadores del proyecto, este espacio podrá “ser usado por buceadores libres para entrenar”, pero también servirá como centro de enseñanza para “aquellos principiantes que estén ansiosos por intentarlo por primera vez”.

Deepspot

Otras piscinas inmensamente profundas

Hasta el momento, el récord de la piscina más profunda lo ostentaba la llamada Y-40, en Italia. Con 42 metros de profundidad, se pueden encontrar plataformas a diferentes alturas, además de varias cuevas submarinas.

Por otro lado, un poco más cerca de la superficie está Nemo 33, en Bruselas con 33 metros de profundidad. Esta piscina destaca por la sostenibilidad medioambiental en toda la instalación con la utilización de paneles solares.

Y aunque Deepspot acaba de abrir sus puertas, ya tiene un competidor. La piscina Blue Abyss, prevista para abrir en 2021 en Estados Unidos, intentará ocupar el primer puesto con sus 50 metros de profundidad. La instalación será usada para los entrenamientos de gravedad de los astronautas.

Deepspot