Así se pasa una noche en el mejor tablao flamenco del mundo

Flamenco, arte, cante, baile, vinos generosos y gastronomía de estrella Michelin. Bienvenidos al Corral de la Morería.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Corral de la Moreria

En 1956. Manuel del Rey abría las puertas de su tablao flamenco. Más de 60 años han pasado desde que grandes artistas de la talla de nombres como Pastora Imperio, La Chunga, María Albaicín, El Güito, Mario Maya, Manuela Vargas, Lucero Tena, Antonio Gades, El Cigala, Antonio Canales o Rafael Amargo, han actuado sobre las tablas de este templo del flamenco. 

Manuel pasaría el testigo a la artista Blanca del Rey, actual propietaria y Directora Artística, que ha sido recientemente reconocida, entre otros premios, con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2016 por su trayectoria como bailaora y coreógrafa. La legendaria bailaora se despedía de los escenarios en 2012, con su icónico mantón de Manila, “un espejo donde se refleja la persona que lo porta”, según la misma artista. Desde entonces siguió al pie del cañón del Corral de la Morería, que ahora regenta su hijo, Juan Manuel del Rey. 

Corral de la Morería

Todo queda en familia y así, año tras año, han ido afianzando su tablao como uno de los lugares imprescindibles de Madrid. Ha sido elegido como 'El mejor tablao flamenco del mundo' por el Festival Internacional del Cante de las Minas y figura como uno de los 100 lugares que visitar antes de morir, de la lista elaborada por el New York Times.

Su fama traspasa fronteras y es que entrar en el Corral de la Morería, supone hacerlo a un verdadero templo, a un lugar donde el tiempo se detiene y se contiene la respiración ante la exuberancia del arte que profesan todos los que allí se suben. Hasta el próximo 24 de febrero, es el bailaor Eduardo Guerrero el que manda sobre las tablas.

Eduardoguerrero.com

El espectáculo ha sido bautizado como 'Onírico' y supone un viaje extrasensorial para el espectador, en el que se mezclan fantasía y realidad, un espectáculo vanguardista y puro a la vez, que el propio bailaor define así: “mi sueño ha sido crear un espectáculo para el escenario más importante que ha dado el flamenco. Corral de la Morería ha creado a lo largo de su historia conceptos de vanguardia que han hecho evolucionar el flamenco. Onírico  es mi aportación a esa vanguardia, desde la raíz y desde mi personalidad. Onírico es soñarme a mí mismo en la interpretación de un escenario mítico. Onírico es traspasar las fronteras de este escenario, crear un diálogo directo con el público, sumergirlo en el sueño de un viaje que mezcla fantasía y realidad. Y convertir al Corral de la Morería en un espacio escénico completo”.

Corral de la Moreria

Arte sobre el escenario sí, pero arte también en el plato. Hace apenas dos años, el Corral de la Morería estrenaba propuesta gastronómica. Lo hacía de la mano de David García, chef bilbaíno que había operado en los fogones del restaurante madrileño Álbora. García llegaba para revolucionar la cocina del Corral con su propuesta gastronómica, a caballo entre la tradición y sus raíces vascas y la modernidad que ha adquirido con los años. El tesón y el trabajo les llevaron  a crear un restaurante gastronómico con apenas cuatro mesas, siendo así, además, uno de los más pequeños de Europa. En el restaurante, que solo funciona en horario de cenas, se sirven menús degustación diferentes en cuanto a número de platos y con nombres que se inspiran en el tablao: alegrías, soleá, Morería... El chef también cogía la batuta del restaurante Tablao, donde se encuentra el escenario. Mención aparte merece su exquisita bodega con más de 800 referencias en vinos de Jerez, que además pueden tomarse por copas.

Corral de la Morería

2018 era un año de triunfos. El Corral de la Morería recibía el “Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Dirección de Sala” a Juan Manuel del Rey, el “Premio Conde de los Andes”, ambos otorgados por la Real Academia de Gastronomía (RAG), el “Premio al Proyecto más Innovador del Año”, otorgado por la Academia Madrileña de Gastronomía (AMG) así como premios en la guía Metrópoli o la Macarfi. Pero lo más importante llegaba en noviembre, su primera estrella Michelin, convirtiéndose así en el primer tablao flamenco que obtenía esta distinción. 

Imagina una noche allí: gastronomía de altos vuelos y espectáculos que harán vibrar la sala al ritmo del flamenco más puro... ¿Te apuntas? 

Más información: Morería, 17. Tel. 91 365 84 46. www.corraldelamoreria.com