Palacios y estancias rurales con chimenea en Asturias

El Principado de Asturias, que siempre brinda sus bellos escenarios naturales, es igualmente disfrutable en las necesarias escapadas invernales a cualquiera de sus estupendos hoteles y casonas rurales. En ellos todo está dispuesto para recibir al decidido senderista, a los tranquilos lectores, a los amantes del deporte blanco o a los más exigentes sibaritas y gourmets que encontrarán un reconfortante descanso al apacible crepitar de una chimenea.

Regina Buitrago

El Principado de Asturias es un paraíso natural, un hecho que ya nadie pone en duda. El invierno, que desnuda las ramas y blanquea los paisajes, es una oportunidad única para que el viajero que no se arredra ante las bajas temperaturas se regale aquí, en este ya rotundamente invernal primer mes del año, unos días de disfrute aprovechando la luz del día y viviendo la Naturaleza en todos sus ofrecimientos para, al final de la jornada, dejarse reconfortar en las dependencias de sus reconocidos establecimientos rurales, sector en el cual Asturias fue pionero en España.

Comenzando el paseo por el occidente asturiano, encontramos en pleno corazón de la bellísima comarca del Parque Histórico del Navia el Palacio de Prelo (t 985 620 718. www.palaciodeprelo.com), galardonado en 2012 con el Certificado de Excelencia de TripAdvisor. Este señorial hotel rural de cuatro estrellas, cuyas trazas se remontan al siglo XV, guarda entre sus recios muros una auténtica leyenda. El palacio cuenta con un cuerpo central y una torre donde se ubican las únicas cinco lujosas habitaciones, que están decoradas con muebles de época. Asimismo, existen en el hotel-palacio acogedores salones con todo tipo de comodidades y atractivos: una capilla barroca con curiosas tallas e imponentes retablos, una selecta librería, un billar español y una vetusta cocina con un horno de leña del siglo XVIII, que representa un verdadero imán para disfrutar de las agradables cenas y distendidas reuniones nocturnas de los huéspedes.

No te lo pierdas. En la cercana localidad de Boal, la miel es la protagonista. Densa, oscura y muy sabrosa, está elaborada con los pólenes de la flora y brezos autóctonos. Está considerada como una de las mejores de España.Más en el centro del Principado, en la apacible comarca del Bajo Nalón se encuentraEl Retiro de Somao (t 610 788 558. www.elretirodesomao.es), un antiguo pajar habilitado como casa de alquiler íntegro, muy apropiado para acoger a grupos de familiares y amigos con una privacidad garantizada. Sus estancias coloristas y acogedoras, dotadas con calefacción individual, ofrecen a la vista el entramado de madera del granero como detalle de su autenticidad. Su salón posee chimenea francesa y en el exterior se dispone de un panorámico solárium. También, si se desea, y para completar el descanso tras la visita al entorno marinero (Cudillero, Muros del Nalón, Luarca...), se pueden solicitar diversos tipos de masaje: aromaterapia, geotermal... Admite mascotas.

No te lo pierdas. Es imprescindible un paseo por la villa de Somao, donde los llamados indianos -hombres que partieron a finales del siglo XIX a buscar fortuna a tierras de ultramar y que regresaron deseosos de exhibir su poderío económico- construyeron lujosas mansiones de arquitectura peculiar, como las que se concentran en este delicioso pueblo de altozano, desde donde también se puede avistar la majestuosa desembocadura del río Nalón.

En busca de la nieve y el esquí.

Pero si se viene al Principado a esquiar, la elección también ha sido la acertada. Asturias posee en su extensión dos estaciones de esquí: Valgrande-Pajares (Lena) y Fuentes de Invierno (Aller) y, compartida con León, San Isidro. El relax posterior a la práctica del deporte blanco está garantizado en los hoteles y casas rurales de la zona, adaptados perfectamente al medio y a las necesidades de los huéspedes y esquiadores más exigentes. Por ello, en Riosa, La Aldea Soñada del Angliru (t 985 970 687. www.laaldeadelangliru.com) es una de las opciones mejor posicionadas. Este hotel rural se encuentra ubicado en Curuxeo, una aldea bicentenaria abandonada, en pleno puerto del Angliru, muy conocido por ser la ascensión más dura de la Vuelta Ciclista a España, a poco menos de media hora de los tres puertos de montaña ya mencionados, y que ofrece, entre otras tentaciones, además de una interesante oferta de suites y habitaciones, un completo Spa con asombrosas vistas a la cordillera del Aramo, salón con chimenea, una oferta gastronómica basada en productos cultivados en la propia huerta y la posibilidad de solicitar una cena romántica en la habitación.

No te lo pierdas. A pocos kilómetros se encuentra el pico Monsacro, en cuya ladera se enclava la ermita medieval de Santiago, donde se escondió, durante siglos, el Arca Santa, un preciado cofre de madera de cedro que contenía relevantes reliquias de la cristiandad, entre ellas el Santo Sudario, que se expone, junto con otras, en la Catedral de Oviedo.

Monumentos naturales.

También próxima a las estaciones de Fuentes de Invierno, Valgrande-Pajares y San Isidro, y situada a 800 metros sobre el nivel del mar, se encuentra, en la comarca de la Montaña Central, El Cobijo de Villar (Villar de Piñeres, Aller. t 654 509 987 y en www.elcobijodevillar.com), una casa de aldea restaurada en 2012 y múltiplemente galardonada por sus novedosas prestaciones -Empresa Innovadora 2013, entre otros-. De alquiler íntegro, ofrece, además, un completo equipamiento en estancias y cocina, al igual que cuenta con la consabida chimenea y, como novedades, un servicio de guarda-esquí gratuito y la venta directa de losforfaits de las estaciones invernales asturianas. Otras ventajas del establecimiento son la admisión de mascotas, organización de juegos y cursos, la asistencia, previa cita, de un masajista y fisioterapeuta para los esquiadores y senderistas, y la elaboración, por encargo, de desayunos y cenas con productos de la zona.

No te lo pierdas. En la cercana localidad de Santibáñez de la Fuente, lugar de paso del Camino de Santiago procedente de León que atravesaba el puerto de San Isidro, se puede admirar, al lado de la románica iglesia de San Juan del Riomiera, uno de los tejos más antiguos de España, ya que se calcula que puede tener más de quinientos años. Fue declarado Monumento Natural en 1995.

La comarca de la sidra.

Ya dirigiéndonos al oriente asturiano, en la denominada Comarca de la Sidra, y como opción de cálida acogida para estos días invernales, encontramos el hotel rural La Corte de Lugás (t 985 890 223. www.lacortedelugas.com). Seleccionado en el año 2011 como uno de los cincuenta mejores hoteles del mundo, según el periódico Daily Telegraph, este impecable establecimiento ofrece sugerentes propuestas como sus escapadas gastronómicas y sus cenas románticas, además de una variada oferta en sus diez habitaciones, todas con nombre de rey asturiano y alguna de ellas con chimenea propia. Este establecimiento rural cuenta con otras dependencias para dos, tres o cuatro personas, como son El Refugio, La Casita de la Plaza y la Casa Contina. En sus instalaciones se admiten mascotas.

No te lo pierdas. En la histórica y cercana villa de Villaviciosa se encuentra la fábrica de la famosa sidra El Gaitero, cuyo edificio del siglo XIX está catalogado como Bien de Interés Cultural y donde, previa petición de hora, se puede disfrutar de una visita guiada a su colección permanente y a su bodega, además de poder adquirir sus afamados y selectos dulces y bebidas. www.sidraelgaitero.com.

// Outbrain