Nausicaa, encuentro con el mar en Boulogne

El Centro Nacional del Mar, con  un gigantesco acuario de 10.000 m³, invita descubrir el fondo marino en todas sus facetas.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Sophie et Jacques ROUGERIE

Admirar más de 1.600 especies marinas desde un túnel trasparente de 18 metros de longitud, sumergirse en un estanque repleto de tiburones y mantas raya, descubrir una reserva de leones marinos, o participar en las labores de alimentación de pingüinos y tortugas son algunos de los principales atractivos turísticos de Nausicaa, el centro de interpretación de flora y fauna marina más grande de Europa, por detrás del de Génova. O por lo menos así lo será a partir del 19 de mayo, día en el que está prevista su reinauguración.

Ubicado en la localidad francesa de Boulogne, a medio camino entre el puerto y la playa, y conocido como Centro Nacional del Mar, este espacio pretende sensibilizar al público sobre una mejor gestión del Océano y de sus recursos.

Magnus Larsson/Istockphoto

Abrió por primera vez sus puertas hace 25 años y desde entonces más de 15 millones de turistas de todas las partes del mundo han paseado por sus gigantescas instalaciones. Aquellos que han tenido la oportunidad de hacerlo aseguran que el complejo es mucho más que un simple acuario, ya que aúna en un mismo espacio elementos lúdicos, pedagógicos y científicos.

Entre las nuevas incorporaciones del Nausicaa destaca un gigantesco acuario de 10.000 m³  -con capacidad para 22.000 peces- que reconstruye por primera vez en Europa el ecosistema de alta mar. Se llama Gran Estanque y está inspirado en la naturaleza volcánica del archipiélago de Malpelo, situado en el litoral de Colombia. Las mejores vistas se obtienen desde un túnel trasparente de 18 metros de largo, una grieta de 7,5 metros y una pecera con de 20 metros de largo por 5 metros de alto.

Brand X Pictures

Son los propios guías turísticos del recinto quienes ponen en contexto a los visitantes y les explican, mediante dibujos y graficas, todas las variedades de peces y plantas que pueden observar desde la cristalera principal. Entre ellos destacan las estrellas de mar, los peces ángel, las morenas, las mantas, los tiburones ballena, los tiburones martillos, y centenares de especies de peces tropicales como los tetras o los barbos.

Cabe destacar, que durante todo el recorrido, la visita a Nausicaa se vive como una experiencia interactiva en la que el visitante elige la información que más le interesa, juega con los escenarios de las diferentes temáticas, vota participando en encuestas y participa de los desafíos de Blue Society en los que ofrece soluciones para la preservación de los Océanos.