¿Aún no sabes lo que son los Museos Vivos? No te pierdas esta original forma de visitarlos

Conviértete en anfitrión por un día y descubre todos sus secreto

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: troskcommonswiki

Estamos acostumbrados a acudir a museos dedicados a todo tipo de temáticas. Museos con mayor o menor valor histórico, más o menos originales o de estilos arquitectónicos de lo más dispares.

Pero, ¿qué ocurre cuando a un museo le atribuimos una cualidad tan humana como la vida? Este es el caso de los conocidos como «Museos Vivos», un proyecto con muy poco tiempo de duración que crece cada año debido a su éxito.

Abrimos de par en par y buscamos qué nos aguarda tras el dintel de la puerta…

Una iniciativa rural para el mundo rural

No hace ni un lustro que una serie de grupos de acción local de varias provincias de Castilla y León decidieron unir sus fuerzas para poner en marcha un proyecto totalmente novedoso.

Museo Arqueológico del Valle de Ambrona | friera

Territorios rurales situados en los límites administrativos de Valladolid, Burgos y Segovia confluyeron para dar nuevos aires a sus pueblos y poner en valor su rico patrimonio cultural, etnográfico y natural. Un proyecto de cooperación que ha logrado impulsar muchos rincones de la región al mismo tiempo que está sirviendo de ejemplo para otros lugares de España e, incluso, ha llegado a convertirse en un proyecto transfronterizo. No obstante, este mismo año ha sido una de las candidaturas de España con la que nuestro país se ha presentado a los Rural Inspiration Awards, otorgado por la Comisión Europea.

Museo Modúbar de la Emparedada | Malopez

Museos Vivos es una iniciativa de turismo rural pionero en Europa gracias a la que ha sido posible mantener, rescatar o poner en valor museos ubicados en zonas rurales que, de otra manera, se mantendrían en el olvido acumulados como grandes secretos aún por desvelar.

Museo del Árbol Fósil de Hacinas | Estevoaei

El original nombre de «Museos Vivos» responde a su naturaleza de autogestión basada en la tecnología, mediante la que se ha conseguido que sea posible acceder a ellos de manera autónoma. El funcionamiento es simple: elegimos el museo que queramos visitar vía on-line, obtenemos un código y, más tarde, introducimos dicho código en un aparato en la puerta del museo para poder entrar, sin necesidad de que nadie nos reciba. Solo así es posible que, museos que antes permanecían cerrados por falta de recursos, ahora sean accesibles los 365 días del año y, en algunos casos, incluso las 24 horas del día.

Museos muy variados e interesantes para todo tipo de públicos

Museos Vivos ofrece toda una red de museos situados por ahora, casi en su totalidad, en Castilla y León. Una red integrada por espacios etnográficos, centros de interpretación, aulas de cultura, salas de exposiciones y otras variadas tipologías de este tipo de instalaciones que ponen de manifiesto la gran riqueza con la que cuentan las zonas rurales de nuestro país.

Museo del Ferrocarril de Brañuelas | Abelardo López Palacios

Gracias a este novedoso sistema podremos convertirnos en anfitriones por un día y acceder de manera independiente a auténticas joyas que nos harán vivir experiencias con toda la esencia de nuestros pueblos.

Torre de Haza en Burgos | fernandogarciaesteban / ISTOCK

Disfrutaremos del placer de descubrir o revivir cómo era una antigua escuela, como la que se encuentra en Otones de Benjumea, en Segovia; nos sentiremos como habitantes del medievo en lugares cargados de historia y solera como la Torre de Haza, en la provincia de Burgos; viajaremos siglos y siglos hacia el pasado para sacar a la luz los restos de civilizaciones que ocuparon nuestras tierras mucho antes que nosotros, como ocurre con el centro de interpretación del yacimiento romano de Augustróbiga, en la localidad soriana de Muro; admiraremos la vida de personajes ilustres como Gustavo Adolfo Bécquer gracias a su museo, en Noviercas, también en Soria; nos sumergiremos de lleno en la cultura del vino en el interior de lagares perfectamente conservados como el impresionante lagar del siglo XVIII de Valdeande, en la Ribera del Duero burgalesa; sucumbiremos ante las maravillas del mundo natural en el Museo de las Abejas en la localidad palentina de Castrejón de la Peña; nos encandilará el sabor de lo bueno en el Museo del Queso de Villalón de Campos, en la provincia de Valladolid… y muchos más planes listos para que, como dice el propio nombre de la iniciativa, los «vivamos» en primera persona.