México celebra su Día de Muertos

Los muertos vienen a convivir con los vivos una vez al año. Y ese día los familiares lo celebran por todo lo alto.

VIAJAR
 | 
Foto: Consejo de Promoción Turística de México

El 1 y 2 de noviembre México se llena de Catrinas, velas, altares, pan de muerto y demás elementos y ofrendas típicos del Día de Muertos. Esta festividad es una de las más importantes del país norteamericano y tiene una historia que se remonta más de 500 años, es el resultado de la unión de dos tradiciones culturales: prehispánica e hispánica. Cada región de México tiene sus tradiciones únicas en torno a este día pero en todos se celebra lo mismo: el retorno transitorio a la tierra de los familiares y seres queridos fallecidos.

Entre los elementos comunes en todas las regiones mexicanas a la hora de celebrar el Día de Muertos se encuentra el hecho de que, para facilitar el retorno de las almas a la tierra, las familias esparcen pétalos de flores (cempoalxúchitl) y colocan velas y ofrendas a lo largo del camino que va desde la casa al cementerio, además de preparar los manjares favoritos del difunto, que se colocan en un altar familiar con flores y objetos artesanales.

También el pan de muerto es común en todas las regiones. Y es que en las ceremonias y festividades prehispánicas, se incluían panes hechos a base de maíz y otros vegetales. Actualmente, este pan se elabora con harina de trigo, azúcar, huevo y levadura, y se adorna con figura de huesos cruzados y se le espolvorea azúcar.

En cuanto a los típicos altares, entre las ofrendas tradicionales que se suelen poner en ellos se encuentra las flores de cempasúchil (cempoalxúchitl), velas y copal (resina aromática), cuyo humo se concibe como el alimento de las divinidades celestes. Además, en la mesa se deja fruta, papel picado, siete platos con mole negro con 7 montones de tortillas para los muertos adultos, piezas de pollo o guajolote cocido, tamales, café y chocolate calientes, un incensario conocido como tecolcaxit, agua bendita, la imagen del santo más importante y la imagen de los difuntos.

El Día de Muertos en México también es una festividad. En este sentido, se celebran ofrendas multitudinarias y desfiles por todo el país. En Ciudad de México, este año se celebrará el tradicional desfile el sábado 28 de octubre y recorrerá 1,3 km de la ciudad desde la Estela de Luz hasta el Zócalo, pasando por la avenida Juárez. Este desfile constará de tres actividades: una ofrenda monumental en el Zócalo, un foro artístico y el desfile propiamente dicho en el que participarán más de 1.000 voluntarios y que se desarrollará en 5 partes: Pa´l Carnaval, Carnaval de Enamorados, Puro Bacilón con la Familia de Burrón, Carnaval de Catrinas y Catrines y Gran Fandango de Calaveras. ¡Todo un espectáculo!