Meliá inaugura el Beach House de Magaluf con diversión las 24 horas

Relajarse en el spa o bailar hasta el amanecer. El recién inaugurado hotel Beach House, en Magaluf (Mallorca), completa el Calviá Beach Resort de Meliá Hotels International, la última apuesta de la firma hotelera por el turismo en Baleares y donde destaca el exclusivo club de playa Nikki Beach.

Pablo Fernández

Después de cuatro meses de exhaustiva reforma, el antiguo hotel Mallorca Beach ha renacido como Beach House, un alojamiento llamado a revolucionar la oferta turística de la localidad balear de Magaluf. Este hotel de 99 habitaciones se erige como el pilar fundamental del Calviá Beach Resort, un complejo turístico que apuesta por el entretenimiento desinhibido y elegante. Un importante aporte a este concepto lo realiza el club de playa Nikki Beach, impulsor de las mejores fiestas veraniegas y que ya está presente en parajes tan exclusivos como Saint Tropez, Miami, Marbella y Koh Samau (Tailandia).

Beach House se encuentra en primera línea de playa. De hecho, la mayoría de habitaciones tienen vistas al mar. Destacan las 58 habitaciones llamadas My House-Big Suite, cuyos 58 metros cuadrados hacen palidecer de envidia a los apartamentos urbanos. En lo que a tamaño se refiere, resultan triunfadoras las cinco denominadas My House-Big Two Bedrooms Suite Connecting, que constan de dos estancias de 52 y 20 metros cuadrados. Este alojamiento de Meliá Hotels ofrece 24 horas de ocio ininterrumpido, con una variada oferta gastronómica y de ocio, que abarca desde el relax del House Spa y el gimnasio House Moves, abierto las 24 horas, hasta un completo programa de actividades festivas y musicales, englobadas bajo el concepto House Entertainment, que llegan hasta altas horas de la madrugada.
http://es.melia.com

The Yeatman Oporto reune la mayor colección de vinos portugueses
Ubicado en la ribera sur del Duero, en pleno centro histórico de Oporto, se encuentra el hotel de cinco estrellas The Yeatman Oporto, un verdadero lugar de peregrinación para los amantes del vino. Los propietarios de este alojamiento de cinco estrellas, perteneciente a la prestigiosa cadena Relais Châteaux, alardean de tener la mayor colección de vinos portugueses del mundo. A este excelente reclamo para los viajeros gourmets se ha añadido recientemente la concesión de una estrella Michelin para su restaurante. Un hotel, sin duda, para agasajar al buen paladar.
www.the-yeatman-hotel.com