Las mejores rutas de senderismo en Perú

El país sudamericano ofrece un sinfín de rutas de trekking para conocer de cerca la naturaleza de su peculiar territorio

VIAJAR
 | 
Foto: Turismo Perú

Solo necesitamos una mochila y unas buenas botas de montaña para descubrir los paisajes que nos ofrece la geografía peruana. La diversidad de climas nos permite elegir diferentes rutas, bien por la costa, la selva o la sierra, para admirar la flora y la fauna autóctonas de Perú.

Cultura andina a través de la sierra

El camino de Lares es una buena forma de descubrir la cultura andina y disfrutar de los impresionantes paisajes de la sierra como las cordilleras de los Andes Qhapaqsaya y Pumawanka, o la laguna de Lalacay. Esta ruta de 33 kilómetros, se realiza en 4 días, dando comienzo en la ciudad de Cusco y terminando en la famosa ciudad Inca de Machu Picchu.

El recorrido permite conocer de cerca tradicionales pueblos precolombinos, en los cuales abundan los árboles de eucalipto, kiswar y queuña. En cuanto a la fauna, es probable encontrar alpacas, llamas, caballos, vacas, cerdos y cobayas. Con mucha suerte, es posible el avistamiento de pumas, zorros y aves autóctonas como huallatas y cóndores andinos, estos últimos en peligro de extinción desde hace años.

Turismo Perú

Rutas del Valle de los Volcanes

Compuesto por 36 volcanes, el Valle de los Volcanes es uno de los parajes naturales más especiales de la sierra peruana. Destaca el Coropuna, el volcán más alto del Perú y uno de los 12 más altos de nuestro planeta, situado entre dos cañones: el Colca (3.270 metros de profundidad) y el Cotahuasi (6,093 metros), el cañón más profundo del mundo.

El valle cuenta en total con más de cien focos eruptivos con enormes coladas de lava, ríos y lagunas. Alrededor, además de flora y fauna propias de la zona, se encuentran vestigios de culturas preíncas como la ciudadela de Anaymarca.

En los pueblos de Andaya, Ayo, Chachas, Chilcaymarca y Orcopampa existe un programa de turismo sostenible que integra a los habitantes de la zona en las actividades guiadas, entre ellas el senderismo. Otras alternativas que ofrece la zona son la pesca deportiva, el montañismo en Los Andes y el ciclismo, todo ello entre lavas y pequeños cráteres de hasta 300 metros.  

Trekking en Ausangate para los más experimentados

Uno de los tramos más exigentes del senderismo peruano es el que rodea la montaña de Ausangate. Esta ruta de varios días destaca por el singular encanto de sus paisajes en medio de lagunas, pozas de aguas termales, valles repletos de llamas y vicuñas silvestres, además de cañones y espacios nevados.

Antes de comenzar, es aconsejable una aclimatación previa de 4 ó 5 días en Cusco, ya que el nevado perpetuo está a más de 6.000 metros de altura.

Turismo Perú

El Ausangate es considerado una montaña sagrada ya que a ella se le atribuye el origen del agua. Sus habitantes practican ceremonias rituales como el pago a la tierra, un rito mediante el cual agradecen las bondades de los espíritus de las fuerzas naturales. Las ofrendas que se entierran en la Madre Tierra pueden ser hojas de coca, semillas de cereales, plata no trabajada, sullus (fetos de llamas u ovejas), chicha, vino, grasa de animales, dulces y huairuros (semillas rojinegras con poderes simbólicos y mágicos). Este pago a Pachamama se realiza el primer día de agosto y continúa durante todo el mes.

Dependiendo del acceso y las condiciones climatológicas, se puede visitar también la montaña de “siete colores” en la cordillera Vilcanota, cuya peculiar pigmentación está relacionada con la presencia de piedras y minerales sedimentarios.

Camino hasta la Laguna de los Cóndores

Aunque ya no hay cóndores en la laguna, la gente que vivió ahí hace décadas asegura que estas majestuosas aves merodeaban la zona. La ruta comienza en la ciudad de Leymebamba y atraviesa pantanos y escarpadas montañas para llegar hasta la laguna, de unos tonos verdes oscuros sin igual. También se la conoce como “laguna de las momias” ya que muy cerca se hallaron elementos de un mausoleo antiguo de la cultura Chachapoyas con 200 momias en su interior. Hoy en día la Laguna de los Cóndores, en plena selva amazónica, se presenta como un desafío para los amantes del trekking. Un imponente paisaje que merece la pena observar al menos una vez en la vida.

Turismo Perú