Los mejores lugares de Mallorca para un plan diferente

Ideas para huir de los típicos sitios de la isla que todo el mundo visita

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: SOMATUSCANI / ISTOCK

Mallorca es uno de los destinos más recurrentes de la estación estival. La mayor de las Islas Baleares cuenta con una magia y un encanto especial que invita a volver a ella año tras año en un ritual casi místico. Son muchos los espacios y lugares que nos brinda la preciosa isla; rincones maravillosos más o menos frecuentados que nos sumergen en experiencias sensacionales.

Alex / ISTOCK

Nos alejamos en esta ocasión de los puntos más frecuentados y de las grandes aglomeraciones y viajamos a sitios magníficos que mantienen aún un cierto ambiente genuino o que escapan de los típicos destinos de sol y playa.

S’Estaca

A mitad de camino entre las conocidas y bellas poblaciones de Valldemossa y Deià encontramos un recóndito pero idílico lugar. Un pequeño conjunto de casas de pescadores encaramadas en los escarpes de esta zona costera de la Sierra de Tramuntana, perteneciente al municipio de Valldemossa y muy próximo a puntos tan populares como Sa Foradada.

pepmiba / ISTOCK

Un sugerente rincón que guarda aún ese genuino ambiente marinero propio de épocas pasadas, que nada tiene que ver con el otro gran reclamo de S’Estaca y que ha dado visibilidad al hermoso entorno que rodea esta pequeña aldea; nos referimos a la espectacular finca que el Archiduque Luis Salvador de Austria – uno de los personajes más relevantes de Mallorca -regaló a Catalina Homar, oriunda de la isla. Una finca que fue adquirida por el actor Michael Douglas a finales de los 80, prendado por la belleza de estos paisajes.

Son Marroig

Otro de los puntos fundamentales para entender la importancia del Archiduque Luis Salvador de Austria en la isla de Mallorca es Son Marroig, una posesión perteneciente al municipio de Deià.

Josep Bernat Sànchez Moner / ISTOCK

Convertida en la actualidad en Casa Museo, está dedicada a la vida y mecenazgo de la figura del Archiduque. Los hermosos jardines están presididos por la fina estampa de un templete que hace las veces de balcón desde el que asomarse a Sa Foradada. Un mirador construido con mármol procedente de Carrara que resulta ser uno de los lugares más idílicos de toda la isla.

castenoid / ISTOCK

Gracias a su rica historia, su trascendencia en la cultura local y las excepcionales vistas del entorno, Son Marroig acoge anualmente el Festival Internacional de Música de Deià, uno de los más importantes de la isla.

Banyalbufar

No abandonamos la Sierra de Tramuntana y nos dirigimos a una altura más meridional de la misma, a unos 16 kilómetros de Valldemossa.  Banyalbufar, una pequeña localidad de tan sólo 500 habitantes, destaca por la curiosa orografía del terreno sobre la que se escalonan toda una serie de bancales aprovechados para el cultivo. 

SOMATUSCANI / ISTOCK

Un sistema de riego en las laderas de la montaña que tiene su origen en la ocupación árabe siglos atrás, manteniéndose hasta nuestros días y otorgando la marcada personalidad de este extraordinario punto costero.

MarkusBeck / ISTOCK

Cerca de allí se alza la Torre de Es Verger, conocida localmente como Sa Torreta y popularizada como Torre de Ses Ànimes. Esta antigua torre de vigilancia construida en el siglo XVI es una de las estampas más bellas de la costa Tramuntana.

Torre de Es Verger | Maui01 / ISTOCK

Felanitx

Felanitx es uno de los municipios más destacados y extensos de Mallorca. Pertenece a la afamada comarca del Migjorn, donde se encuentran algunas de las calas más célebres y espectaculares de toda la isla.

Alex / ISTOCK

Centrándonos en el interior del municipio, los dos iconos patrimoniales son la Parroquia de Sant Miquel y el Castillo de Santueri. Este último destaca en el entorno desde su privilegiada posición en lo alto de una cima de la Sierra de Levante. La fortificación, construida para dominar largas distancia en el horizonte y vigilar el sur de la isla, constituye un excelente punto desde el que divisar unas amplias vistas que llegan hasta el mar, sólo comparables con las que se obtienen desde el cercano Santuario de San Salvador.

Simon Dux / ISTOCK

La propia localidad de Felanitx es famosa por ser uno de los puntos artesanos más importantes de la isla, con la cerámica como máximo exponente.

Bassa Blanca

Al norte de la isla, en una finca costera situada cerca de la localidad de Alcúdia, se encuentra uno de los rincones con mayor encanto de Mallorca. La finca acoge la Fundación Yannick y Ben Jakober, cuyo máximo exponente es el Museo Sa Bassa Blanca, que cuenta con una de las colecciones de arte privadas más importantes de las Baleares. 

Bassa Blanca

El inicio de la Fundación partió del acondicionamiento de un antiguo aljibe subterráneo, que hoy en día acoge el grueso de la colección. Junto a este espacio se han unido otros como el Jardín de Rosas y el Parque de las Esculturas, así como otros edificios que atesoran otras colecciones y hasta un magnífico artesonado mudéjar del siglo XV. 

Bassa Blanca

Un bellísimo conjunto donde el arte, la naturaleza y la arquitectura se unen en perfecta simbiosis.