Los mejores locales donde disfrutar del jazz

Fue en 2011 cuando la UNESCO añadió esta fecha tan señalada en el calendario. El jazz estimula, une culturas, razas y religiones. ¿Te vienes a disfrutar de este estilo musical sin igual?

Macarena Escrivá
 | 
Foto: VIAJAR

Para entender el gran impacto que el jazz ha tenido en nuestra vida, hemos de remontarnos a principios del siglo XX, cuando este estilo musical vio la luz en el estado de Liusiana. Desde entonces, se han roto las barreras y el jazz dejó de ser una forma de comunicación entre esclavos, para convertirse en un elemento de liberación, de unión de diferentes culturas, razas, ideologías y religiones, todas ellas bajo un estilo que se basa, generalmente, en la improvisación. 

Y no es extraño que mucha de la música actual, base sus raíces en el jazz. Es el caso del rock, el pop e incluso el hip-hop. Para celebrar el 30 de abril, te invitamos a descubrir los mejores locales donde dejarse llevar por el ritmo de una música sin igual.

Preservation Hall, Nueva Orleans

VIAJAR

Nueva Orleans es a jazz, lo que hip-hop es al Bronx. Uno no se entiende sin el otro. Y es que fue, precisamente en Nueva Orleans, donde una corriente de música nueva se extendió rápidamente. Era el jazz. Y la ciudad pronto se convirtió en cuna de éste. El Preservation Hall es digno de visita, todavía conserva ese alma antigua y sencilla, donde músicos locales interpretaban sus melodías improvisadas. El local te parecerá destartalado, antiguo, pero ahí reside su valor, en que todo permanece como era antes. En la década de los 60, el club formó su propia banda de jazz de estilo tradicional. Cada noche, presentan conciertos íntimos y en acústico. ¡No te lo pierdas!

Blue Note, Nueva York

VIAJAR

Si hay una banda sonora que nunca pasa de moda en la Gran Manzana, esa es la que resuena en uno de los clubs de jazz más míticos alrededor del globo, el Blue Note. Con más de tres décadas a sus espaldas, sigue como estandarte del Greenwich Village. Abrió en 1981 y hoy en día sigue programando actuaciones diferentes cada noche, acompañándolas de la mejor gastronomía de los Estados Unidos. Si algo les caracteriza, ha sido su apuesta siempre por nuevos artistas y por la constante evolución del estilo, por ello dan voz a artistas del soul, el r&b o el funk. Además, no sería extraño que por allí te encontrases a celebridades de la talla del cantante Tony Bennet o el compositor Quincy Jones, habituales de la sala. El Blue Note ha traspasado fronteras y cuenta con locales en otras ciudades del mundo como Tokio, Nagoya y Milán.

Bogui Jazz, Madrid 

VIAJAR

Por primera vez en la historia, Madrid está celebrando por todo el alto el día Internacional del Jazz. Hasta el día 2 de mayo, escuelas de danza y música, instituciones culturales y las mejores salas de jazz de la ciudad, se han unido para ofrecer al público conocer y disfrutar un poco más de esta cultura. Entre ellas, está la sala Bogui Jazz, reconocida recientemente como uno de los mejores clubs de jazz del mundo por la prestigiosa revista Jazz Downbeat. El Bogui Jazz se posicionado como uno de los estandartes donde poder disfrutar del género con artistas nacionales  y otros de talla internacional, en sus sesiones de jazz en vivo de miércoles a domingo. 

Ronnie Scotts, Londres

VIAJAR

Fue en 1959 cuando el saxofonista de origen británico Ronnie Scott, decidió abrir su propio garito donde ofrecer jazz y así, con los años, se convirtió en una leyenda del soho londinense. Por sus escenarios han pasado músicos de la talla de Chet Baker, la deliciosa voz de Ella Fitzgerald y artistas actuales como Jamie Cullum. En una atmósfera casi de speak easy, supone una de las paradas imprescindibles para disfrutar de sesiones estimulantes y de, porqué no, descubrir nuevas estrellas en el firmamento del jazz. 

Jazz Club Etoile, París

VIAJAR

En París hay muchos clubs de Jazz, pero en cuanto a eminencias se refiere, el Etoile ha sido uno de los que ha mantenido su estatus de mítico durante más de 40 décadas. Y no nos extraña, porque por allí han pasado leyendas como BB King o el estadounidense Cab Calloway. Recientemente se ha reformado, pero han sabido respetar ese halo antiguo que tanto nos gusta. Entre Art Nouveau, una iluminación ténue y guiños a la ciudad en la que se encuentran, han creado un espacio digno de cualquier amante del jazz y la buena música.

 

Y recuerda, como dijo el compositor George Gershwin: "En cierto modo, la vida es como el jazz... es mejor cuando improvisas" ¡Feliz día del Jazz!