Más de mil obras de arte en el primer Hotel Emblemático de Canarias

El hotel Hacienda de Abajo ha sido declarado primer Hotel Emblemático de Canarias por el gobierno de esa Comunidad. Este singular hotel de La Palma alberga una increíble colección de arte, con tapices de los siglos XVI al XVIII, arte oriental y una pinacoteca con obras del XV al XIX en una hacienda azucarera del siglo XVII. L.U.

Aunque lleva ya un tiempo abierto, los responsables del hotel Hacienda de Abajo, en la localidad de Tazacorte, en la canaria isla de La Palma, decidieron celebrar una puesta de largo tras la concesión por parte del gobierno de las islas del título de primer Hotel Emblemático de Canarias.

A esta ceremonia acudieron los ministros de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que descubrieron una placa conmemorativa del evento. El hotel Hacienda de Abajo es, sin duda, de uno de los establecimientos hoteleros más singulares del archipiélago canario y de toda España. Situado en pleno centro histórico de Tazacorte, en la isla de San Miguel de La Palma, corazón de la más importante zona agrícola de Canarias, el hotel es, según reza en su página web, el resultado de la cuidadosa rehabilitación de una antigua hacienda azucarera del siglo XVII y el primer hotel allí construido, singularidad esta que ha motivado su reconocimiento oficial a través de su clasificación como Hotel Emblemático, el primero de Canarias, modalidad que el gobierno autonómico reserva a aquellos hoteles cuya edificación constituye un bien inmueble integrante del patrimonio histórico de la Comunidad Autónoma de Canarias.

El hotel Hacienda de Abajo fue el primer hotel que se construyó en Tazacorte y consta de cuatro edificaciones distribuidas alrededor de un jardín interior, donde antiguamente se ubicó la huerta de la hacienda, y dentro de un recinto amurallado al que se accede a través de magníficas portadas con antiguas puertas de madera de dos hojas. El hotel cuenta con el restaurante El Sitio, cuya cocina mezcla la tradición gastronómica local con influencias internacionales. Un hotel que es, en definitiva, un pequeño paraíso en los tiempos actuales, un retiro orientado a un huésped diferente, que ama el arte y el lujo de los pequeños detalles y la elegancia del buen gusto.

// Outbrain