Llega el Carnaval de Puerto Limón

Durante una semana, la ciudad costarricense de Puerto Limón reivindica su riqueza cultural y diversidad al ritmo de desfiles, danzas, espectáculos y música afro-caribeña.

VIAJAR
 | 
Foto: Theblueroomproyect

Costa Rica se define en dos palabras: Pura Vida. Muestra del carácter alegre y afable de este país son los Carnavales de Puerto Limón –en el Caribe de Costa Rica-, que se celebran cada año y desde 1.949 en la época seca gracias a Alfred Henry Smith, un barbero que importó de Panamá la idea de celebrar esta fiesta.

La fecha elegida, una semana alrededor del 12 de octubre trata de conmemorar la llegada de Colón a tierras americanas, pero también su desembarco en 1.502 en Isla Uvita durante su cuarto viaje, así como la llegada de inmigrantes de diferentes partes del globo, y especialmente provenientes de las islas del Caribe. El Carnaval de Limón es, por tanto un evento internacional que festeja la diversidad de Costa Rica y todos sus pueblos.

Al 12 de octubre se le conoce, por tanto como Día de las Culturas y es el pistoletazo de salida de estos Carnavales tan especiales que tratan de reconocer y honrar a los diferentes grupos étnicos que viven en la zona (desde las poblaciones africanas hasta las chinas, pasando por las españolas, las italianas y las indígenas). Como buen Carnaval, durante las celebraciones no faltan cantos, los bailes típicos y la música afro-caribeña, entre la que destaca el calypso, uno de los ritmos autóctonos del Caribe costarricense importado de Trinidad y Tobago, y cuyo legado ha pasado de generación en generación. Además, durante esta primera jornada también tiene lugar la elección de la reina del Carnaval, evento que se celebra de manera abierta al público.

El resto de la semana, las calles se llenan de comparsas, bandas y carrozas, la gente se disfraza con coloridos trajes que se complementan con una decoración repleta de tonos vivos. Se preparan shows y coloridas coreografías, y se realiza un desfile infantil, que cuenta con muestras de máscaras artesanales gigantescas, con las que luego se hacen juegos en los que el público es partícipe.

El Carnaval de Limón es una ocasión muy especial para conocer Costa Rica; visitar los atractivos turísticos de la zona como el Parque Nacional Cahuita o las playas de Manzanillo y empaparse de su cultura. Además, a lo largo de la semana, los visitantes pueden disfrutar de los platos típicos de la región que se venden en los puestos callejeros o realizar visitas a las exposiciones de artistas autóctonos.