Jardín Botánico Atlántico de Gijón: entre bosques centenarios y laberintos de laurel

Así es el primer jardín botánico que tuvo el noroeste de España

María Escribano
 | 
Foto: Turismo de Gijón

Fue el primer jardín botánico abierto en la mitad noroeste de España. 19 años ha cumplido este 2022 y su 20 aniversario ya se atisba en el horizonte. Hablamos del Jardín Botánico Atlántico, uno de los proyectos más interesantes de la ciudad de Gijón.

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Uno de los puentes del jardín. | Turismo de Gijón

En sus 25 hectáreas, de las que 19 son visitables, se conservaron dos bosques naturales que habían sobrevivido a la expansión urbana de la capital de la Costa Verde: la Aliseda del río Peñafrancia y la Carbayera de El Tragamón, un bosque de robles centenarios declarado Monumento Natural.

La visita al Jardín Botánico Atlántico, situado en las inmediaciones del campus universitario y la Universidad Laboral, permite conocer la flora y vegetación de los territorios atlánticos, ya que cuenta con más de 30.000 plantas y hasta 2.000 especies diferentes.

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Jardín Botánico Atlántico de Gijón. | Turismo de Gijón

Las colecciones de plantas vivas están organizadas en torno a cuatro áreas temáticas, con el océano Atlántico como hilo conductor: el entorno cantábrico (que recrea bosques y hábitats de alta montaña y costeros), la factoría vegetal, el Jardín de la Isla (un jardín romántico de finales del siglo XIX que integra flora y agua) y el itinerario atlántico (con paisajes vegetales de ambas orillas del Atlántico Norte, como, por ejemplo, los bosques templados de Europa).

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Cedros.  | Turismo de Gijón

Dos colecciones más completan el jardín: el Banco de Germoplasma (que conserva semillas de especies para la conservación de flora en Asturias) y el Herbario (interesante el material histórico que se conserva del botánico español Manuel Laínz).  

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Girasoles en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón. | Turismo de Gijón

Son tres los recorridos recomendados por el Jardín Botánico Atlántico para los visitantes: uno corto (de menos de 900 metros), uno largo (de algo más de 2 kilómetros) y la llamada Ruta de los Bosques Naturales, una ruta señalizada con hitos de más o menos un kilómetro y que es la estrella del jardín. En la ruta se recorre el bosque del Cuélebre, la carbayera del Tragamón y la aliseda y la pradera.  

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Carbayera de Tragamón. | Turismo de Gijón

El Jardín Botánico Atlántico cuenta con itinerarios adaptados para personas con movilidad reducida y también con espacios para los más pequeños de la casa, como el Bosque del Cuélebre o el laberinto de laurel. Además, es posible merendar en la zona habilitada de la Pradera del Itinerario Atlántico y en la carbayera del Tragamón y hay algunos puntos de observación de aves.

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Pradera de la Aliseda.  | Turismo de Gijón

Otro de los espacios más especiales es la Quintana de Rionda, una recreación de una casería rural tradicional asturiana, compuesta por la casa, la cuadra, el llagar, el molino y la panera y que hoy sirve de espacio expositivo. También hay un pabellón expositivo dedicado al científico Carlos Linneo.

Hasta los 11 años, la entrada es gratuita y de 12 a 26 años y mayores de 65, de 1,80 euros; 2,90 para los adultos. En verano cuenta con proyecciones cinematográficas y su famosas Noches mágicas, protagonizadas por seres mitológicos asturianos. Así que cuidado con los trasnus y la xana

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Árboles orientales en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón. | Turismo de Gijón