Japón y sus cerezos en flor

Los cerezos en flor anuncian la llegada de la primavera y en el país del Sol Naciente se celebra con un picnic al aire libre en familia o entre amigos para admirar los paisajes rosados. Una costumbre que se conoce como hanami.

VIAJAR
 | 
Foto: Turismo Japón

La época de la floración del cerezo y la observación de sus flores es uno  de los momentos más importantes del calendario japonés. Este evento recibe el nombre de hanami, que significa literalmente “mirar las flores” (Hana-flor Mi-mirar) y hace referencia a la “contemplación de la belleza de la flor”.

La floración comienza a finales de enero en Okinawa, la zona más septentrional de Japón, y poco a poco se va extiendo al resto del país. Desde finales del mes de enero, el parte meteorológico incluye una sección sobre las previsiones de floración por todo Japón, cuyo momento culmen llega entre finales de marzo y principios de abril, cuando la isla de Honshu (en la que se encuentran ciudades como Tokio y Kioto) se viste del color rosado del sakura, nombre con el que se denomina en japonés a la flor del cerezo.

El primer sitio donde florece el sakura es en la prefectura de Shizuoka, donde se ubica la ciudad de Kawazu, que cuenta con 8.000 cerezos y cada año reúne a más de un millón de visitantes durante la celebración del ‘Festival de la Flor del Cerezo’.

Navapon_Plodprong / ISTOCK

La admiración anual de los cerezos tiene su origen en la época Nara (siglo VIII), cuando los agricultores volvían de sembrar las plantaciones de arroz y hacían ofrendas a los dioses bajo los cerezos en flor para favorecer las cosechas. Un siglo más tarde, la Corte Imperial de Kioto retomó y amplió esta fiesta acompañándola de elaborados platos y de sake fino, y vinculando la contemplación de las flores con la escritura de poemas.

Después, esta costumbre fue adquirida por los samurái y posteriormente por el pueblo, hasta convertirse en tradición nacional en el siglo XVII. Actualmente, esta celebración de la primavera coincide con el inicio del curso escolar y universitario y del año fiscal (1 de abril).

La floración dura sólo unos días, pero durante ese periodo el país entero celebra la llegada de la primavera. Los parques se llenan de familias y grupos de amigos que hacen un picnic bajo los árboles para admirar sus flores, pues las cerezas no son el fruto de esta variedad de cerezo.

Al entusiasmo por esta celebración se une la infinidad de productos de ediciones limitadas que se crean con motivo de la floración. Las grandes marcas nacionales e internacionales de alimentación y bebidas utilizan el sakura como reclamo a la hora de poner a la venta productos de edición limitada solo para este período (alimentos, dulces y bebidas con aroma de la flor del cerezo). Incluso las firmas de moda o los comercios ponen a la venta productos y accesorios donde la flor de este árbol es protagonista.

Shubhashish5 / ISTOCK

Entre los dulces de esta temporada destaca el sakura mochi, una pasta de judías rojas envuelta en arroz triturado y de color rosa, todo recubierto con una hoja de cerezo en salazón.

Pero la floración del cerezo no solo se festeja bajo la luz del sol. En los parques de las principales ciudades de Japón, se iluminan con luz blanca los cerezos al caer la noche. Así se hace posible el yozakura o “contemplación de los cerezos por la noche”, un espectáculo visual único y efímero.

// Outbrain