No hay que irse lejos para desconectar: 5 hoteles sin wifi ni cobertura

La oportunidad perfecta para olvidarse del móvil y relajarse en plena naturaleza

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Casa o'Crego

En el frenesí de la vida cotidiana, las tecnologías como los móviles o los ordenadores nos permiten, o más bien nos obligan, a estar conectados en todo momento. Pero hay ocasiones en las que el cuerpo pide un descanso, y ese respiro para desconectar es justo lo que ofrecen estos alojamientos rurales. Casas y hoteles en plena naturaleza donde no hay ni Wifi ni cobertura, o la señal es tan escasa que no vale la pena intentar conectarse.

Así, te traemos cinco hoteles en España a los que acudir cuando solo buscas silencio y paz:

1. Casas rurales La Panadera (Cantabria)

Estas tres casas rurales, situadas en el valle de Ibio, en Cantabria, son el remanso de paz que buscabas. En plena Reserva Natural del Saja Nansa, estos alojamientos rurales aun preservan la esencia más tradicional, y es que incluso por las calles del pueblo aún pueden verse carros cargados de hierba tirado por caballos. La zona es el lugar perfecto para despedirse del móvil y del mundo exterior y hacer todo tipo de actividades al aire libre como senderismo, ciclismo o simplemente parar y relajarse.

Habitación La Panadera | Casas La Panadera

Los alojamientos tienen capacidades de entre dos y ocho personas, pero no hay Wifi y la cobertura es escasa. Según cuentan desde La Panadera, al principio los clientes se preocupan de que no haya Wifi, pero “nosotros les decimos que es mejor, que si no acabarían haciendo lo que hacen en casa habitualmente, y al final lo agradecen”.

Terraza La Panadera | La Panadera

2. Casa o’Crego (Lugo)

En la comarca de Os Ancares, en Lugo, se construyó Casa o’Crego en una vivienda que llevaba más de 40 años abandonada en la aldea de Vilaquintes. Ahora, restaurada artesanalmente para el turismo rural, este conjunto arquitectónico tradicional se ha convertido en un espacio de para los turistas que buscan una total desconexión. La zona no podría ser mejor para ello, y es que según explican desde o’Crego no hay cobertura ni wifi debido a la “situación geográfica y orográfica del lugar; si te mueves tres o cuatro kilómetro sí llega la cobertura”.

Patio de la Casa o'Crego | Casa o'Crego

Casa o’Crego se encuentra en un enclave privilegiado: valles y cumbres solo interrumpidos por ríos y pequeñas cascadas. Esta casa rural tiene capacidad para 27 personas distribuidas en siete habitaciones, todas ellas decoradas de forma artesana y rústica.

Vistas desde la Casa o'Crego | Casa o'Crego

3. La Gándara (Burgos)

En pleno Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón, en la comarca de Las Merindades (Burgos), nos encontramos este encantador hotel rural rodeado de naturaleza y patrimonio, y sobre todo, silencio. Cuenta con seis habitaciones y un estudio, todo ello decorado en madera y con vistas a unos paisajes de ensueño.

Habitación de La Gándara | La Gándara

Por su situación geográfica, en La Gándara la cobertura es mala tanto para llamadas como para internet, y es que en el pueblo más cercano nunca ha habido teléfono convencional, de modo que las conexiones van por radio. Desde el hotel cuentan que “el comentario general de los clientes es que no hay televisión y que el wifi funciona muy mal, pero hay otros sí que agradecen la desconexión”.

4. Venta de los Herradores (Granada)

En el interior de del Parque Nacional de Sierra Nevada y a escasos 2 kilómetros del pueblo de Lanjarón, encontramos las casas rurales Venta de los Herradores, tres alojamientos con capacidades de entre dos y siete personas. Cuentan con piscina, jacuzzi y un mirador desde donde relajarse mientras se disfruta de las singulares vistas.

Entrada Venta de los Herradores | Venta de los Herradores

Se trata así de un remanso de paz y desconexión, un entorno lleno de rutas naturales donde perderse y no pensar en el móvil durante unos días. Aunque tampoco sería fácil usarlo, y es que la cobertura va y viene. “Hay sitios que hay un poco más de conexión que otros, lo que sí que hay es suficiente naturaleza para no estar enganchado al móvil”, cuentan desde Venta de los Herradores.

Vistas desde Venta de lo Herradores | Venta de los Herradores

5. Casas del Salto (Guadalajara)

Justo en el centro del Parque Natural del Alto Tajo, a ocho kilómetros de Poveda de la Sierra Guadalajara), están situadas estas casas rurales donde la tecnología se deja atrás y solo queda la naturaleza más pura. En la zona, se pueden explorar algunos puntos de interés como el gran Salto de Poveda o la Laguna de Taravilla.

Terraza de las Casas del Salto | Casas del Salto

Aunque en los pueblos de alrededor si hay cobertura, las Casas del Salto están tan aisladas que resulta imposible que llegue, y es que según cuentan, “solo tenemos Wifi para urgencias, para que los clientes se puedan relajar sin preocuparse”.

Casas del Salto | Casas del Salto