Ideas disparatadas (o no) para viajar por el mundo

No pensar mucho y tomar la decisión de exponernos a llevar a cabo algún viaje que nos descoloque, nos sorprenda y, sobre todo, nos sumerja en una experiencia única y diferente a todo lo que nos rodea en nuestra vida cotidiana.

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Murphy_Shewchuk / ISTOCK

Senderismo en Kirguistán, el increíble y desconocido país de la ruta de la seda

DavorLovincic / ISTOCK

Con prácticamente la totalidad de su territorio elevado a una altitud de más de 1.000 metros sobre el nivel del mar y tratándose del país del mundo más alejado de una zona costera, no es de extrañar que esta montañosa república de Asia Central sea aún un recóndito lugar alejado de las miradas de los turistas. Sin embargo, sus maravillosos paisajes, sus gentes auténticas guardianas de la cultura nómada y sus increíbles montañas que llegan a superar los 7000 metros, son razones suficientes para adentrarse en esta antigua región perteneciente a la ruta de la seda.

Recorrer Esuatini, el reino africano de los suazis

Utopia_88 / ISTOCK

El Reino de Suazilandia, una pequeña monarquía absoluta entre Sudáfrica y Mozambique, es uno de los territorios más diversos en comparación con su tamaño de todo el continente.
Selva, sabana, montañas… y una rica y diversa fauna salvaje, unidos a una cultura y tradiciones exóticas que hacen de este país un atrayente destino que, aunque turísticamente incipiente y desconocido, ya cuenta con una buena red de reservas y parques nacionales dispuestos a acoger a quien quiera lanzarse a la aventura y adentrarse en ellos.

Hacerse pasar por Robinson Crusoe en Siroktabe

Seguramente alguna vez en nuestras vidas hemos sentido el deseo de sentirnos como Robinson Crusoe en una isla desierta, aunque sólo fuera por unas horas. Justamente esto es lo que podemos experimentar en la isla de Siroktabe, cerca de Sumatra, en Indonesia, donde es posible contratar esta fantasía y llevar a cabo un retiro en solitario sin ningún tipo de facilidades como baño, vivienda, cocina o electricidad, en un ambiente de jungla, playas y arrecifes.  Toda una sensacional prueba a nuestra resistencia en una isla remota que ni tan siquiera aparece localizada en Google Maps.

Desafiar al peligro en los volcanes activos de Hawái

bennymarty / ISTOCK

El estado estadounidense más exótico es un mundo de volcanes llamado Hawái. Formado íntegramente a partir de la actividad telúrica, es todo un paraíso para los amantes de las sensaciones fuertes. El Parque Nacional de los Volcanes de Hawái, declarado Patrimonio de la Humanidad, nos da la oportunidad de exponernos frente alguno de los volcanes activos más famosos del mundo: el gigantesco Maunaloa y el célebre y espectacular Kilauea, que sigue arrojando lava constantemente desde que comenzara su última erupción en 1983.

De Yalta a Sebastopol, tras los pasos de la Segunda Guerra Mundial

Algunos periodos históricos, a pesar de su dramático recuerdo, siguen contando con un atrayente halo de interés que nos lleva a sumergirnos en el conocimiento de esa porción de tiempo. Tal es el caso de la Segunda Guerra Mundial y así ocurre en dos poblaciones que tuvieron un gran protagonismo durante la contienda.

Sergei Dubrovskii / ISTOCK

Por un lado, Yalta, perteneciente a la República de Crimea y frente al mar Negro, es el lugar donde se llevó a cabo la famosa conferencia en la que se reunieron Roosevelt, Churchill y Stalin, considerada el germen de la Guerra Fría y de la división de Berlín; una población que cuenta con lugares cercanos tan increíbles como el Nido de Golondrina, un precioso castillo que se asoma al mar encaramado en un acantilado. Por otro lado, Sebastopol, Ciudad Heroica por su resistencia al asedio nazi, es una atractiva ciudad portuaria que bien merece una visita.

«Viajar a Marte» desde Canadá

Murphy_Shewchuk / ISTOCK

La Isla de Devon, al norte de Canadá, una de las mayores de la Tierra y la mayor isla deshabitada del mundo, es un reino de la desolación. Marcada por la presencia del cráter Haughton, fruto de la caída de un meteorito hace millones de años, su paisaje es uno de los escenarios terrestres más parecidos a la superficie de Marte, hecho por el que ha sido elegido por la NASA para realizar varias de sus pruebas e instalar una estación de investigación aprovechando sus condiciones. 

Emular a Thelma y Louise por la Ruta 66

Es cierto que la famosa Ruta 66, la más icónica de las rutas de Estados Unidos, que recorre casi 4000 kilómetros atravesando una gran parte del país en sentido Este-Oeste, es un típico recorrido que es transitado cada año por una gran cantidad de turistas, aunque sólo sea a través de alguna de sus etapas.

bluejayphoto / ISTOCK

Sin embargo, pocas personas se atreven a imitar a las genuinas Thelma y Louise, protagonistas de la dramática historia de película, y se sumergen de lleno en la ruta con un coche – no es necesario que sea el mítico Ford Thunderbird -, dejando a la suerte el encontrar un motel de carretera en el que dormir cada noche mientras se visitan los diferentes puntos de la ruta hasta llegar al Gran Cañón en el Estado de Arizona.