Hoteles para celebrar el solsticio de verano

Cada 23 de junio, media España se llena de hogueras para celebrar la llegada del verano y la noche de San Juan.

Viajar
 | 
Foto: AndrisBarbans / ISTOCK

De origen pagano, la fiesta celebrada durante la noche de San Juan -del 23 al 24 de junio- anuncia la llegada del verano, llegada que se celebra con ritos ancestrales y donde el fuego y las hogueras son los protagonistas. No faltan playas ni lugares amplios en las que quemar todo lo malo pasado y purificarse a través de fuego. Son muchos los que esperan con ansia esta festividad, y los que no dudan en celebrarlo en algún rincón sorprendente de España. Para ellos, la web de planificación y reserva de viajes TripAdvisor, ha creado una lista con 6 de los mejores hoteles en los que celebrar el solsticio de verano.

Hotel Rural Sant Ignasi
Menorca

En esta isla balear el día de San Juan coincide con su patrón, y por este motivo la noche de San Juan es tan especial. La celebración implica hogueras y pirotecnia, pero el espectáculo de los caballos con sus caixers es el punto álgido de la noche. Para beber, nada como la pomada, una bebida menorquina a base de ginebra y limonada. Este hotel es "alojamiento perfecto para pasar unos días tranquilos y en pareja ".

Gran Palas Hotel
Tarragona

Gran Palas Hotel

Las cenas populares y las verbenas son las propuestas de esta ciudad catalana para la noche de San Juan. Hasta bien entrada la madrugada, no faltan las velas, los petardos y las hogueras a las que pedir deseos, además de la impresionante "lluvia de fuego" bajo la que bailan los diables en un espectáculo difícil de olvidar. Del hotel afirman que es un "sitio para ir de relax y disfrutar de la comida y del spa".

Hotel Arabeluj
Granada

Si hay una fiesta destacada en Granada esta fecha es la fiesta de Lanjarón, que dura varios días y abarca la noche de San Juan. Cuenta con la famosa Carrera del Agua, que se realiza a medianoche y con el jamón como protagonista gastronómico, que se degusta durante las comidas y cenas que dura la fiesta. En cuanto al hotel cuenta con "excelentes vistas". Además está "muy bien ubicado: a pocos minutos de la Alhambra y cerca del centro, con una vista inmejorable"

Hotel Bonalba
Alicante

La quema de monumentos en Alicante es una pequeña imitación de las grandes Fallas que se realiza la noche del 23 de junio. Aquí dan la bienvenida al verano con numerosas hogueras en las que el fuego y el Mediterráneo se unen en un espectáculo pirotécnico por todo lo alto. Para huir del calor "la piscina es una auténtica maravilla y la atención es lo mejor del hotel”.

Hotel Marbella Club
Málaga

MC Beach, Hotel Marbella Club. | Hotel Marbella Club

Propone para la noche de san Juan una velada muy especial en su MC Beach, el chiringuito que tienen en la misma arena de la playa. Las brasas de su barbacoa en la que se pueden degustar pinchos de carne y pescado encienden el ambiente de fiesta y celebración que prosigue a la cena. Una gran hoguera espera en la playa para quemar los malos recuerdos y lanzar nuestros mejores deseos. Pero no sólo el chiringuito es ideal el "¡Hotel excelente! El Kids Club es espectacular y el nivel servicio de los empleados es muy alto". También dicen de él que es "Un espacio creado con el mayor gusto y en donde cada rincón ves un detalle exquisito".

Hotel A Quinta da Auga
Santiago de Compostela

Galicia tiene una fuerte debilidad por esta fecha tan señalada en su calendario, y en A Quinta da Auga llevan años celebrando una velada muy especial la noche del 23 de junio. Cientos de velas que iluminan cada rincón, gaiteros, fogatas, deseos escritos en papel y a elaboración del Agua de San Juán a base de flores y plantas aromáticas, una tradición que no puede faltar. La cena, a base de productos de la tierra, es otro de los puntos fuertes de esta noche mágica en uno de los hoteles más especiales de Galicia. Pero es que en el Hotel A Quinta da Auga "no hay ruidos y el descanso es fantástico. Por la propiedad hay un arroyo con suficiente caudal que crea una música y un ambiente de otra época donde el vivir de prisa era algo que se debía evitar. Aquí reinan la tranquilidad y el reposo".