Hospederías de Extremadura asomadas a la historia

Son palacios, conventos, antiguas casas señoriales. La red de Hospederías de Extremadura está formada por ocho alojamientos de cuatro estrellas que hoy son hoteles que persiguen un objetivo: que sus huéspedes revivan el pasado con las comodidades del presente.

Silvia Roba
 | 
Foto: Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

Quizá sea por su gastronomía, siempre tan apetecible, o tal vez por el peso de la historia, sus paisajes y cielos, con óptimas condiciones para la observación de estrellas. Pero lo cierto es que, independientemente de cuál sea la fecha del calendario, Extremadura se ha convertido en lugar soñado a la hora de elegir vacaciones. Un referente del turismo rural es el valle del Jerte (Cáceres), que se extiende entre las estribaciones occidentales de la sierra de Gredos y la ciudad de Plasencia. Recorrer los pueblos que lo conforman es una de las muchas actividades que podrán realizar quienes se alojen en la Hospedería Valle del Jerte, a unos pasos de la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, horadada por esa marmitas gigantes conocidas como Los Pilones, espectaculares formaciones en la roca producidas por la erosión constante del agua, que en verano son usadas como zona de baño.

HOSPEDERÍA HURDES REALES Las Mestas-Ladrillar (Cáceres)   | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

El hotel fue, en sus tiempos, un edificio dedicado a la curtición de pieles, aunque en el siglo XX fue convertido en molino de aceite. Cuenta con 28 luminosas habitaciones —algunas de ellas con techos de madera—, piscina infinita y un restaurante, Flor del Cerezo, con grandes ventanales, abiertos al jardín. Hasta el 31 de julio en su carta encontraremos un plato muy especial: bacalao confitado con pilpil de Torta del Casar y arroz cremoso de remolacha con crujiente de queso. Una delicatessen local que podremos saborear en el resto de restaurantes que forman parte de la red de Hospederías de Extremadura.

HOSPEDERÍA CONVENTUAL SIERRA DE GATA San Martín de Trevejo (Cáceres) | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

Entre ellos, el Uliveiras, en la Hospedería Conventual Sierra de Gata, que ocupa el espacio del antiguo convento franciscano de San Miguel, fundado en el siglo XV en San Martín de Trevejo. Situado en la ladera del monte Jálama, es este un lugar tranquilo, donde conectar con la naturaleza y relajarse. Para eso están la piscina y el spa, aunque haya quien prefiera acercarse hasta las piscinas naturales que inundan la comarca o pasear por el casco antiguo del pueblo, con sus casas de entramado de madera de tres alturas y un arroyo que fluye alegre por sus calles de suelos empedrados.

HOSPEDERÍA MIRADOR DE LLERENA Llerena (Badajoz) | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

A 20 minutos se recortan en el horizonte las ruinas del castillo de Trevejo, del siglo XII, que perteneció a las órdenes de Santiago y Alcántara. En cuanto llega la noche se llena de aficionados a la astrofotografía, ya que este es uno de los mejores lugares de Extremadura para disfrutar del firmamento. También lo es la Hospedería Parque de Monfragüe, que, desde 2017, cuenta con la certificación Starlight, que garantiza que se dan excelentes condiciones para la contemplación del cielo estrellado. El hotel, de nueva planta, construido en madera, pizarra y hormigón, dispone de material óptico propio y colabora con el Observatorio Astronómico de Monfragüe, a las puertas del parque nacional, que también podrán recorrer los que elijan la hospedería como centro de operaciones.

HOSPEDERÍA VALLE DEL AMBROZ Hervás (Cáceres) | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

¡Hay tantas cosas que hacer... y que mirar! Las mejores panorámicas se obtienen desde el castillo y el mirador del Salto del Gitano, que ofrece una impresionante perspectiva sobre el río Tajo y la popular formación rocosa en forma de pico, donde vive una de las mayores colonias de buitres leonados y negros de España. Después de la aventura, nada mejor que una cena a base de productos locales en El Paraíso de los Sentidos, el restaurante del hotel. Es casi un museo, decorado como está con la obra de artistas como Vostell, Canelo, Mariscal, Le Corbusier o Moragas.

HOSPEDERÍA CONVENTUAL DE ALCÁNTARA Alcántara (Cáceres) | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

De imprescindible visita en Extremadura es el puente de Alcántara, una de las obras de ingeniería más importantes de la Hispania romana, construido en el siglo II. Con 180 metros de largo y casi nueve de ancho, fue diseñado por su autor, Cayo Lacer, para durar tantos siglos como dure el mundo, tal y como puede leerse en una inscripción. Para salvar las aguas del Tajo, el puente dispone de seis arcos de medio punto sostenidos por cinco pilares. En su parte central se levanta el arco triunfal dedicado a Trajano.

HOSPEDERÍA PUENTE DE ALCONÉTAR Garrovillas de Alconétar (Cáceres) | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

Este hito de la arquitectura española es el primer lugar que quieren conocer siempre los clientes de la Hospedería Conventual de Alcántara, un convento del siglo XV restaurado, con una zona nueva añadida. Cuenta con 36 habitaciones, una coqueta cafetería, El Balconcito, y un restaurante, Kántara, donde antes estaba el comedor de los monjes. Entre sus especialidades, recetas de antaño, como la perdiz al modo de Alcántara, y platos actuales, como el arroz cremoso con langostinos, boletus y, cómo no, Torta del Casar.

HOSPEDERÍA VALLE DEL JERTE Jerte (Cáceres) | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

También fue convento la Hospedería Valle del Ambroz, con un jardín con vistas al monte Pinajarro. Abre sus puertas en Hervás, un precioso pueblo extremeño que presume de tener una de las juderías más bellas de España. Un palacio, el de los Condes de Aliste, del siglo XV, es lo que fue la Hospedería Puente de Alconétar, en la plaza Mayor de Garrovillas, y una factoría la Hospedería Hurdes Reales, construida por deseo de Alfonso XIII para fomentar el desarrollo de la comarca. Aún nos queda por visitar un alojamiento más de esta red, cuyo objetivo principal es preservar el patrimonio histórico de Extremadura. Para conocerlo tenemos que desplazarnos a tierras de Badajoz.

HOSPEDERÍA PARQUE DE MONFRAGÜE Torrejón el Rubio (Cáceres) | Miguel Molina / Manolo Torres / AGEDE.NET / LOOK2PRINT

En la Campiña Sur encontraremos un hotel romántico como pocos, la Hospedería Mirador de Llerena, edificada sobre una casa señorial novecentista. Dispone de 25 habitaciones, entre ellas una suite que conserva todo el encanto de otras épocas. Dos son los lugares preferidos por los huéspedes del hotel: el patio central acristalado y el mirador, con vistas a la torre gótico-mudéjar y renacentista de la iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Granada. Todas las hospederías se pueden consultar en hospederiasdeextremadura.es.