Habitaciones "High-Tech": Siempre conectado

Hay quienes buscan hoteles para desconectar, pero también quien prefiere narrar su estancia por las redes sociales, compartiendo selfis y experiencias en tiempo realClientes que demandan y buscan todo tipo de comodidades tecnológicas, desde abrir la puerta con el móvil hasta chatear con el huésped de la habitación de al lado

Silvia Roba
 | 
Foto: VIAJAR

En los últimos años la tecnología ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con el mundo, tanto que la industria hotelera ha optado por incorporar, poco a poco, gadgets e innovadoras propuestas orientadas a un tipo de público muy concreto: el que no puede ni quiere cambiar su estilo de vida diario. Así es precisamente el cliente habitual de The Hat, en pleno centro de Madrid, junto a la Puerta del Sol, que se define a sí mismo como un “hostel para viajeros inteligentes”. Nada más entrar ya avisan: no es necesario conocer la diferencia entre 2,5 GHz y 5 GHz, tan solo hay que disfrutarla. Aquí, cada punto de acceso wifi tiene el doble de canales, lo que permite que la conexión nunca dé problemas. El precio tampoco, porque es gratis. Además de este Dual Wifi, el hotel cuenta con Smart TVs en las habitaciones –las hay privadas, para compartir e incluso solo para chicas– y tablets que los clientes pueden usar para descubrir qué ver y qué hacer en la ciudad.

En Madrid también abre sus puertas uno de esos hoteles que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Hablamos del NH Collection Eurobuildingjunto al Paseo de la Castellana. Amantes de la tecnología, miren bien hacia arriba: una pantalla LED de 300 metros cuadrados cubre, a modo de gran cortina, la totalidad del techo acristalado.

Esta es la bóveda tematizable más grande del mundo instalada en un hotel, espectacular según los contenidos que en ella se reproduzcan. El renovado Eurobuilding es también un referente para quienes viajen por motivos de negocio, que tienen a su disposición un revolucionario sistema holográfico 3D y dispositivos móviles y ordenadores con posibilidad de conexión de hasta 250 personas. El hotel es un laboratorio tecno con cuatro habitaciones High-Tech donde los clientes pueden probar novedosos avances en un entorno real. 

En el Eurobuilding encuentra acomodo uno de los restaurantes más originales del mundo, el DiverXO de Dabiz Muñoz, y en el Hard Rock de Ibiza, el que quizás sea el más caro, el Sublimotion de Paco Roncero, en el que vanguardia gastronómica e innovación tecnológica se funden en una experiencia realmente única. Con un sofisticado montaje audiovisual y una puesta en escena sin precedentes, los comensales disfrutan de todo un espectáculo gastronómico. Y que sea en este hotel no es casual: el Hard Rock ofrece todo lo que un cliente geek pueda necesitar. En las habitaciones hay televisiones de pantalla plana HDTV de 43 pulgadas, iPad y iPhone dock station, cromoterapia con LED, Internet inalámbrico de uso gratuito y hasta una consola con videojuegos para quienes pasen la noche en la Rock Suite.

El Hard Rock Ibiza comienza su nueva temporada en abril, igual que otros hoteles del archipiélago balear perfectos para tecno-adictos. Entre ellos, el Ushuaïa Ibiza Beach Hotel, que en 2014 se alzó con un premio por su buen hacer tecnológico en los European Hospitality Awards. El hotel no para de innovar: gracias a la tecnología wearable (Smart VIB-Very Important Bracelet) los clientes pueden acceder a las habitaciones del hotel sin necesidad de tarjeta, realizar pagos, compartir su experiencia en las redes sociales, acceder a zonas exclusivas y recibir un servicio personalizado.

Las suites de The Ushuaïa Tower, en el mismo complejo, están equipadas con Kinect, un sistema de detección de rayos infrarrojos unido a la videoconsola XBox 360. Además de poder escuchar su música favorita, ver películas en alta definición y practicar con los últimos videojuegos del mercado, Kinect conecta las consolas con las de otras habitaciones, lo que permite que los clientes chateen y socialicen entre sí. Algunas estancias están equipadas con tablets último modelo. ¿Alguien da más? ¡Sí! El Sol Wave House, en Calviá (Mallorca), que pasará a la historia por ser el primer hotel tweet experience del mundo. Ideal para conocer gente y hacer amigos con solo escribir mensajes en la Red con el hashtag #SocialWave, a partir de primavera también.

Todo el año abre, en la misma isla, el Barceló Illetas Albatros, que tiene su propia app, ideada para hacer más fácil la vida a los huéspedes, que, a través de su móvil, tienen un rápido acceso a los servicios del hotel. En el momento de la reserva pueden consultar las ofertas vigentes y, ya durante su estancia, utilizar el conserje virtual para encargar comida al servicio de habitaciones, pedir cita en el Spa o recibir información sobre eventos culturales.

Por su parte, la cadena Hospes acaba de lanzar su propia aplicación mediante la cual los clientes pueden ponerse en contacto con el personal de cualquiera de sus hoteles, realizar peticiones especiales o explorar experiencias recomendadas tanto en el interior del establecimiento como en sus inmediaciones. Algo que puede ayudar a conocer mejor, por ejemplo, Valencia, donde se ubica el Hospes Palau de la Mar, que además cuenta con un punto de recarga para vehículos eléctricos.

De la capital levantina destaca también el céntrico Casual Valencia Vintage, cosmopolita pero con unos aires retro que se dejan sentir en sus estancias tematizadas. Las hay dedicadas a Star Wars, a los míticos Seiscientos... y una que hará las delicias de los que sufren de applemanía. Antiguos pósters publicitarios y una enorme fotografía de Steve Jobs, en la que aparece junto a sus primeros ordenadores, presiden la habitación que recuerda a este gran visionario de la tecnología.

Por si fuera poco, los huéspedes pueden solicitar un pack móvil, con palo selfi y cargador portable de batería incluido, para salir a recorrer la ciudad… ¡y poder contarlo! Y para quienes necesiten de verdad la calma, nada como el Hotel & Boutique Spa Adealba, en Mérida, uno de los primeros en ofrecer habitaciones domóticas para que cada cual controle hasta el más mínimo detalle al gusto, y el Petit Palace Boquería Garden, un hotel con jardín en las Ramblas de Barcelona en el que los huéspedes tienen a su disposición iPads de uso gratuito. Si el cliente no quiere navegar, siempre podrá montar en las bicis que ofrece el propio hotel y tener así una buena dosis de realidad. En este siglo XXI también hay sitio para los dummies digitales.