Gastronomía de Andalucía

Andalucía está llena de sabores y aromas. Su cocina apela a la dieta mediterránea, a productos sabrosos y saludables como los cereales, el aceite de oliva virgen extra o los deliciosos caldos que se elaboran en los marcos vitivinícolas de Jerez y Córdoba. De la mar salen los pescados y mariscos más frescos, y de las praderas y las sierras, las carnes más jugosas. En Huelva tiene merecida fama el jamón ibérico del cerdo de bellota criado y engordado en extensas dehesas de encinas y alcornoques. Y en Granada, en su pequeña pero fértil Costa Tropical, germinan frutos impropios de estas latitudes, pero tan llenos de sabor como los que maduran en el trópico.

La completa y rica gastronomía andaluza es el resultado de la combinación de la cocina árabe, la tradicional cultura mediterránea del olivo y la vid y los productos y condimentos procedentes de las colonias de América.

LA GAMBA ROJA DE GARRUCHA
La gamba roja que se captura en la localidad almeriense de Garrucha es uno de los mariscos más exquisitos de cuantos atesora el Mar Mediterráneo. Su zona de cría y reproducción está circunscrita al levante almeriense, más concretamente a la franja costera que queda frente a Garrucha. Desde su fundación, esta localidad ha estado ligada a la pesca y a la mar. Las barcazas que a diario salen de puerto vuelven cargadas de un producto que se cotiza a altos precios en la lonja. Los restaurantes de Garrucha sirven la gamba roja a la plancha. Su tamaño es mayor que la clásica gamba de caparazón rosáceo. Su carne es deliciosa y acompaña a otros productos de la mar típicos de Almería, como el pargo, el gallopedro, el lenguado o los calamares, ingredientes de la zarzuela de pescado y marisco, suculento guiso de esta zona marinera de Andalucía.
Oficina de Información Turística de Garrucha: 950 13 27 83
www.dipalme.org/garrucha

EL PESCAÍTO FRITO DE MÁLAGA
A las playas de la Costa del Sol malagueña arriban cada amanecer los pescadores que han faenado toda la noche entre las pacíficas aguas del Mediterráneo. A las lonjas de los puertos llega el cargamento de herreras, pijotas, boquerones y sardinas; de rape, merluzas, corvinas y pargo; de calamares, chocos, sepias y pulpos. Con ellos se elaboran algunas de las recetas más tradicionales de la cocina malagueña. Pero es el pescaíto frito el que goza de mayor predicamento. Los primeros en freír el pescado fueron los dueños de los chiringuitos que con el primer turismo, allá por las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo, ubicaron sus improvisados merenderos a orillas de la mar. Aseguran que ninguna tierra como Málaga sabe freír el pescado fresco como sus gentes. Es cierto. Las raciones de boquerones al limón, de rosada, de calamares, salmonetes y antiguamente de chanquetes (ahora ya está prohibida su pesca) constituyen una delicia irrenunciable para todo paladar que se precie.
Oficina de Información Turística de Málaga: 952 13 47 30
www.malagaturismo.com

LAS CARNES DEL NORTE DE CÓRDOBA
Al norte de Córdoba se extiende un ancho paisaje de dehesas conocido como el Valle de los Pedroches. Bajo las encinas y los alcornoques corretean los cerdos ibéricos, cuyas carnes figuran entre las más deliciosas de Andalucía. Además de en la sierra onubense de Aracena, el Valle de los Pedroches acoge anchas extensiones de cría porcina. En los pueblos y ciudades de esta comarca norteña es tradicional la matanza, una suerte de fiesta gastronómica que consiste en el sacrificio del cerdo, cuyas carnes sirven para la elaboración de embutidos y jamones. Las carnes frescas son comercializadas en mercados a modo de lomos y solomillos que ya en cocina suelen ir acompañados de sabrosas salsas y jugosas verduras.
Oficina de Información Turística de Los Pedroches: 957 77 40 10
www.lospedroches.org

EL JAMÓN IBÉRICO DE LA SIERRA DE ARACENA
Es uno de los productos más exquisitos de la gastronomía andaluza. El jamón ibérico de la Sierra de Aracena es conocido en España como jamón de Jabugo, en reconocimiento a una de las localidades de la comarca que más años lleva curando estas extraordinarias piezas del cerdo onubense. En Jabugo, además de degustar y adquirir jamones, paletas , embutidos y patés ibéricos, es posible visitar los secaderos donde las piezas son expuestas a los fríos serranos para acelerar su curación. En torno a la localidad de Jabugo abundan las dehesas de encinas y alcornoques. La bellota, el fruto de estos árboles, alimenta a los cerdos hasta el momento en que son sacrificados. Además de Jabugo existen secaderos en localidades próximas, como Cumbres Mayores o Fuenteheridos. El jamón ibérico es ingrediente insustituible en la recia cocina serrana, que utiliza las verduras que germinan en sus huertas para la elaboración de pucheros y potajes.
Oficina de Información Turística de Aracena: 959 12 82 06
www.sierradearacena.net

FRUTOS TROPICALES GRANADINOS
De las cinco provincias andaluzas bañadas por la mar, Granada es la más pequeña de todas. El Mediterráneo baña sus sesenta kilómetros de costa y sus brisas protegen un microclima único en la península ibérica que permite el cultivo de plantas frutales impropias de estas latitudes. La Costa Tropical lleva un apellido que hace honor a la variedad de frutos que germinan en estas tierras. Entre La Herradura, Almuñécar, Salobreña y Motril abundan los cultivos de aguacates, mangos, chirimoyas y papayas, además de extensas haciendas de cañas de azúcar y remolacha que desde mediados del siglo XIX propiciaron la puesta en marcha de una pujante industria azucarera ligada a una singular arquitectura industrial.
Oficina de Información Turística de Almuñécar: 958 63 11 25
www.almunecar.info

EL ACEITE DE OLIVA DE JAÉN
Más de sesenta millones de olivos alfombran la provincia de Jaén. El mayor bosque humanizado de Europa produce la mayor cantidad de aceite de oliva del mundo. Jaén acoge comarcas olivareras cuyos aceites poseen características muy particulares. Jaén es, además, la provincia de España con mayor número de denominaciones de origen ligadas a su producto estrella. Los aceites de la Sierra de Segura, de Sierra Mágina, de la Sierra de Cazorla, de El Condado, La Loma o la Campiña están presentes en los comedo res más exigentes, allí donde la dieta mediterránea es sinónimo de calidad y salud. En la Hacienda de La Laguna de Baeza abre sus puertas el Museo del Aceite, el principal centro expositivo jiennense sobre su producto estrella. En él se explican las variedades de aceituna, los procesos de recolección y elaboración. Jaén es el principal productor de aceite del mundo y eso se nota en la preparación de los platos típicos de esta provincia, como el ajilimojili.
Asociación para el Desarrollo de Sierra Mágina: 953 30 04 00
www.promojaen.es

LOS CEREALES DE SEVILLA
Alcalá de Guadaira toma asiento en la comarca sevillana de Los Alcores, una extensa planicie flanqueada por villas señoriales como Carmona y Osuna, donde germina toda suerte de cereales. El trigo es el cultivo de mayor arraigo en el corazón de la provincia de Sevilla. Con él se elabora la harina, y con ella uno de los panes más deliciosos de cuantos se cuecen en los hornos andaluces. El pan de Alcalá de Guadaira está considerado entre los mejores de España. Muchos han estudiado su fórmula y su forma de elaboración. Y muchos creen que es el agua de la localidad la que hace que el sabor del pan de Alcalá de los Panaderos, como antiguamente se la llamaba, reciba tanta fama de quien lo prueba. La localidad sevillana ha restaurado muchos molinos harineros para que se pueda admirar su trabajo. El pan de esta ciudad sevillana es ideal para tostadas untadas con un perfumado y sabroso aceite de oliva virgen extra.
Oficina de Información Turística de Alcalá de Guadaíra: 955 62 19 24
www.ciudadalcala.com