Gandia, el destino ideal para todo el año: desde sus playas y espacios naturales hasta las Fallas

La localidad situada al sur de la provincia de València es sinónimo de historia, cultura, gastronomía, ocio y comercio | Sus atractivos la convierten en una de las opciones preferidas para los turistas en la Comunitat Valenciana.

Bego Contreras para Ayuntamiento de Gandía
 | 
Foto: Ayuntamiento de Gandía

Las playas de Gandia, por la calidad de sus aguas y de sus servicios, la han convertido en uno de los destinos turísticos por excelencia de los veranos en el litoral de la Comunitat Valenciana. Pero la localidad también es sinónimo de historia, de tradición, de cultura, de gastronomía, de ocio y comercio, de espacios naturales y de montaña. Unos atractivos que invitan a visitar este municipio situado al sur de la provincia de València en todas las estaciones del año.

Desde recorrer la zona de la Marjal, donde se encuentran l'Alqueria del Duc, edificio fortificado del Siglo XVI, l'Ullal Gran, una laguna formada por surgimientos subterráneos de agua, y el Aula Natura, un centro de interpretación del paraje, hasta disfrutar de una obra o de un concierto en el Teatro Serrano. Pero entre toda la oferta de planes y actividades que ofrece la localidad, destaca la fiesta de las Fallas, celebrada los días 16, 17, 18 y 19 de marzo.

Detalle de un monumento fallero
Detalle de un monumento fallero /A.G. | A.G.

Tradición e historia

Las Fallas de Gandia, por su tradición y su historia, fueron declaradas en 2015, a través de un decreto, Bien de Interés Cultural Inmaterial por el pleno del Consell de la Generalitat. Esta localidad valenciana es la tercera en la que empezaron a aparecer los monumentos en las calles, en 1876, después de València y Xàtiva, aunque no fue hasta 1927-28 cuando se consolidó la fiesta totalmente en la ciudad. 

En la actualidad, hay un total de 23 comisiones falleras que participan en actos emblemáticos como la plantà, la entrega de premios, la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados o la mascletà. La fiesta termina con la Nit de la Cremà, cuando se queman todas las fallas. El pistoletazo de salida de las Fallas es el bautizo, en el que la Federació de Falles elige a un bebé con arraigo fallero para bautizarlo.

Durante el resto del año, se puede visitar el Museu Faller, donde  la tradición de la fiesta va de la mano con las últimas tecnologías. De esta manera, con la ayuda de modernas tecnologías multimedia, se reproducen los momentos más especiales de las Fallas de Gandia y se puede descubrir toda la artesanía ligada a la celebración.

Una excelente cocina

A nivel gastronómico, Gandia es uno de los grandes exponentes de la comida mediterránea. La huerta ofrece los ingredientes naturales para la elaboración de una excelente cocina, a la que se suman también el pescado y el marisco que viene directamente de la lonja de la localidad y el arroz. La Fideuà de Gandia es la seña de identidad gastronómica de la ciudad, un plato que sabe a mar, pero también a oficios y tradición pesquera del Grao.

La Fideuà cuenta ya con más de 100 años de historia. Fue creada por pescadores que trabajaban en la barca Santa Isabel. En plena elaboración de una paella de marisco, el cocinero se dio cuenta que no quedaba arroz y lo sustituyó por fideos, descubriendo así un plato nuevo. Poco a poco se introdujo en todos los hogares de la ciudad, dando lugar al nacimiento de su plato más típico.

Coques de dacsa, típicas en Gandia/ A.G.
Coques de dacsa, típicas en Gandia/ A.G. | Ayuntamiento de Gandía

La localidad es, por tanto, un lugar imprescindible para los amantes del buen comer. El arroz, que se cocina de diferentes maneras, como caldoso, al horno o en paella, es el rey de la mesa, pero también hay otros platos exquisitos que se pueden degustar de la gastronomía de la comarca, como son los “figatells”, “les coques de dacsa”, la “gamba amb bleda”, los “pebres farcits” o el “all i pebre”.

Un importante patrimonio cultural

El legado cultural de Gandia es, sin duda, otro de sus atractivos principales. Descubrir a Los Borgia es una experiencia única que muestra la huella que dejó en el territorio la familia valenciana más poderosa de Europa en los siglos XV y XVI. Recorrer Territorio Borgia es pasear por un espectáculo de historia, cultura y arte.

La ruta de Los Borgia te lleva a visitar el Palacio Ducal, sumergirse en el ambiente de la Plaza Mayor y descubrir el Colegiata de Santa María, callejear por el centro histórico hasta la Iglesia del Convento de Santa Clara, admirar las obras expuestas en el Museo de Santa Clara.

Patio del Palacio Ducal / A.G.
Patio del Palacio Ducal / A.G. | Ayuntamiento de Gandía

También contemplar una panorámica de la ciudad en el Mirador del Serpis, pasear por la plaza de la Antigua Universidad y detenerse ante las imponentes esculturas Borgia de Manolo Boix, o adentrarse en la espiritualidad de la Iglesia del Beato Andrés Hibernón y del Convento de San Roque.

Mirador del Serpis / A.G.
Mirador del Serpis / A.G. | Imatge: Alex Oltra

Además, el centro histórico de la ciudad esconde rincones como el Torreón del Pino, la Casa de la Marquesa, donde te recibe a la entrada una escultura del El Tio de la Porra, un personaje muy querido en la localidad, la plaza del Prado, que cuenta con un espacio de juegos infantiles y una gran oferta de locales de ocio y restauración, el Teatro Serrano, donde se ofrece una amplia programación, la Iglesia del Beato, o el Museo Arqueológico de Gandia (MAGa).