Formentera, el destino «de 10» para la primavera

Tiempo perfecto, cero aglomeraciones y actividades únicas para esta época del año en «la niña mimada» de las Islas Pitiusas.

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Juergen Sack / ISTOCK

Son muchas las personas que recomiendan un viaje a Formentera durante la estación de la primavera y no les falta razón, pues es durante estas fechas cuando podremos disfrutar de la isla de una manera más sosegada y sin los agobios de las grandes concentraciones de turistas que se dan durante el verano.

zianlob / ISTOCK

Además de ello, muchas empresas turísticas, ya estén relacionadas con el transporte, el alojamiento o la restauración, hacen ofertas especiales en esta época del año – a excepción de la Semana Santa -.

La única manera de llegar a la isla es vía marítima, siendo el ferry el medio más utilizado, ya sea desde la isla de Ibiza o desde Denia, en la península; este hecho, junto con un decidido esfuerzo de conservación, ha convertido a gran parte de Formentera en un territorio protegido en el que se hallan algunos de los rincones más bellos, no solamente de España, sino de todo el mundo.

George Williams / ISTOCK

Con poco más de 80 kilómetros cuadrados, la visita a la isla se puede abordar de muy diferentes maneras. Ya sea a pie, en bicicleta, ciclomotor, coche e, incluso, a caballo, este precioso paraíso balear tiene mucho que ofrecerte durante los meses previos a la llegada del verano.

Los «imprescindibles»

Juergen Sack / ISTOCK

Comenzamos con la reina de las playas de Formentera, Ses Illetes, una de las más idílicas del mundo, situada en la punta de Es Trucadors, una pequeña península situada al norte de la isla que está incluida en el Parque Natural de Ses Salines. Sus cristalinas aguas - efecto de las praderas de posidonia bajo el mar, declaradas Patrimonio de la Humanidad -, su fina y blanca arena, la escasa profundidad aguas adentro y el bello paisaje de sus alrededores, hacen de esta extensión arenosa el principal punto de atracción para los visitantes.

Junto a Ses Illetes, la playa de Cavall d’en Borrás es otra preciosa franja de arena blanca situada en el entorno de los estanques y las salinas de la isla. 

Juergen Sack / ISTOCK

Ya en el este nos topamos con Cala Saona, uno de los mejores puntos de la isla para ver la puesta de sol en la playa y desde donde podremos aprovechar para acercarnos a los acantilados de Punta Rasa y Punta des Bou, que permiten contemplar unas espectaculares vistas del Mediterráneo.

VSargues / ISTOCK

Muy cerca de Playa Migjorn, la más extensa de la isla, se encuentra Caló des Mort, una pequeña calita que forma una de las estampas costeras más bonitas de la zona; no muy lejos de allí podemos hacer una visita al Chiringuito Bartolo, toda una referencia de Formentera y paradigma del lado más auténtico de la isla – honor que comparte con el Restaurante Fonda Pepe, en Sant Ferran de Ses Roques -.

pepmiba / ISTOCK

Justo en el otro lado costero no debemos olvidar la pequeña Caló de Sant Agustí, quizás una de las calas más genuinas de la isla, con sus aguas color turquesa y los típicos embarcaderos de madera que la rodean.

LUNAMARINA / ISTOCK

Y para terminar con nuestro particular periplo por los lugares imprescindibles de Formentera, dos faros: el de Cap de Barbaria, todo un símbolo - sobre todo tras su aparición en la película «Lucía y el sexo» - desde el que se alcanza a observar un panorama espléndido; y el Faro de La Mola, situado sobre un acantilado en el extremo de la punta oriental de la isla, que nos brindará posiblemente unas de las vistas más impresionantes de nuestra estancia en Formentera.

Formentera verde

Turismo de Formentera

La isla, paraíso playero por la extrema belleza de sus arenales, oculta mucho más entre sus costas. No hay que olvidar que el propio nombre de las Islas Pitiusas tiene que ver con la abundante presencia de pinos.

Es por ello que entre la oferta natural que ofrece Formentera se encuentran sus ya famosas Rutas Verdes, 32 itinerarios que cuentan con más de 100 kilómetros por los que recorrer, ya sea andando o en bicicleta, los diferentes senderos que encontramos en la isla.

Turismo de Formentera

Especialmente recomendables son el Camí de la Pujada, el Camí de Ses Vinyes y la Vía del Camí des Cap.

Junto a esta oferta, otra de las actividades más destacadas es el submarinismo, con la Reserva Marina de Es Freus, a caballo entre Ibiza y Formentera, como lugar más idóneo, famoso por la alta visibilidad de sus aguas.

Los mejores planes durante la primavera

Como decíamos, la primavera es la estación perfecta para una escapada «de diez» a Formentera. Y es que a los ya tradicionales atractivos de la isla se le unen otra serie de eventos que sólo podremos disfrutar en estos meses.

Regata Ophiusa

Comenzando con la Regata Ophiusa, del 18 al 20 de abril, una de las citas más esperadas del calendario deportivo náutico, seguimos con otros eventos especialmente dedicados a los amantes del running, pues se celebran tanto la carrera popular “De Far a Far”, en abril, - que une los dos principales faros de la isla -, como la Media Maratón Popular Illa de Formentera, a principios de mayo.

LUNAMARINA / ISTOCK

Otra cita señalada es la de los Fines de Semana Gastronómicos, que durante los dos primeros fines de semana de mayo aglutina a algunos de los restaurantes de la isla, que ofrecen menús especiales – normalmente basados en la cocina tradicional - a un precio fijo de 20 euros (bebida no incluida). Hay que señalar que el peix sec (pescado seco) y la ensalada payesa – elaborada con este ingrediente -, son los platos más típicos que podremos degustar.

No podemos ignorar tampoco el comienzo de los mercadillos – los de La Mola y el de Sant Ferran son los puramente artesanales y de más ambiente hippie -, así como la oferta cultural, que durante los meses de mayo y junio se ve representada por el Festival de Cine de Formentera –  concurso de ámbito internacional dedicado a cortometrajes -; y el De Far a Far, a principios de junio.