Lo mejor de Extremadura en tiempo de castañas

Pasea entre algunos de los más bonitos castañares de toda España. 

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Tony Carbajo / ISTOCK

Extremadura es una región apasionante. Tierra de contrastes, de paisajes bellísimos, de pueblos con arraigo y, lejos de la imagen que su nombre nos evoca, un territorio de naturaleza exuberante y abundancia de agua; no obstante, es el territorio nacional con más kilómetros de costa de interior, con 1500 nada más y nada menos…

Todo un regalo que se une a la riqueza indudable de los bosques extremeños, donde dejarse perder nos transporta a un estado de serenidad y sosiego y nos aleja del ajetreo cotidiano.

No es muy conocido tampoco que esta impresionante región alberga y cuida con mimo algunos castañares que se encuentran entre los mejores de toda España, invitando al paseo durante el otoño mientras disfrutamos de los imponentes portes de estos árboles y su colorido en esta estación.

Es la época perfecta y aquí sugerimos algunos de los lugares más destacados.

Castañar de los Ojestos

Muy cerca de San Martín de Trevejo, en la comarca de Sierra de Gata, al noroeste de la provincia de Cáceres, se encuentra uno de los mejores castañares de todo el territorio español. 

Mercedes Rancaño Otero / ISTOCK

El Castañar de los Ojestos, un paraje protegido, es de fácil acceso y se encuentra encuadrado dentro de una ruta circular desde el pueblo.

Castañar Gallego de Hervás

Situado en el Valle de Ambroz, en el término municipal de Hervás, nos topamos con una sintonía natural perfecta a lo largo de un centenar de hectáreas de monte público de esta localidad, ofreciéndonos un paseo inigualable.

Ed-Ni-Photo / ISTOCK

Doña Violante «la gallega», como se la conocía, nos ha legado este magnífico castañar – hoy en día paisaje protegido por la Junta de Extremadura -, para disfrutarlo en toda su plenitud.

Un espacio que nos acerca al cercano y también espectacular Castañar del Duque, en Aldeanueva del Camino.

Castaños del Temblar

Continuamos en el Valle del Ambroz que es, sin lugar a dudas, el paradigma del castaño en Extremadura, para aproximarnos desde Aldeanueva del Camino hasta la vecina Segura de Toro, donde son célebres varios castaños monumentales de dimensiones considerables y un enorme valor ecológico.

Lux Blue / ISTOCK

Ejemplares centenarios que asientan sus raíces en estas tierras y que están protegidos como árboles singulares.

Castañar de Ibor

Al este de la provincia de Cáceres, casi rozando con la provincia de Toledo, nos encontramos con la localidad de Castañar de Ibor, cuyo nombre nos hace atisbar rápidamente su naturaleza.

Tony Carbajo / ISTOCK

En efecto, en su término municipal podemos atravesar una masa arbórea de castaños de gran belleza, siendo uno de los mayores atractivos del entorno de este núcleo de población, junto con la maravillosa Cueva de Castañar.