Experiencias rurales muy cerca del mar en Asturias

Recorrer la costa asturiana en busca de experiencias auténticas como la elaboración de conservas con los frutos del mar, asistir a la subasta del pescado y marisco recién traído en las lonjas de los pescadores, la elaboración de platos y postres de típico sabor marinero o la degustación de unas fresquísimas ostras con las olas como música de fondo constituye un acertado plan para unas inolvidables jornadas en los puertos de mar del Principado de Asturias.

Regina Buitrago

Para nuestro recorrido por los hoteles rurales muy cerca de la costa y por los atractivos relacionados con los frutos del Mar Cantábrico tomamos como punto de partida el límite más septentrional de la península, situado en el centro del Principado de Asturias, el Cabo Peñas, que cumple perfectamente esa estratégica función. Su proa geográfica acoge las instalaciones del Hotel Casa Maravilla, que, con su cuidadísimo estilo, hace honor a su nombre. Seis habitaciones ordenadas en las categorías de Tierra, Mar y Aire reciben al huésped, transportándole al balcón del salvaje acantilado (habitación doble desde 80€, desayuno incluido: www.hotelmaravilla.es). A pocos kilómetros de allí y para comprender tanta belleza es preciso realizar una visita al Centro de Interpretación del Medio Marino de Peñas, ubicado en la parte baja del majestuoso faro de Peñas, que detallará al visitante todos los secretos que encierra este bravo mar norteño, las especies animales y vegetales que allí habitan, la descripción de sus faros y los históricos naufragios en sus aguas (Tlf.657 098 617).

Más al occidente de la cornisa cantábrica, en el Parque Histórico del Navia se encuentra Puerto de Vega, Premio Príncipe de Asturias al Pueblo Ejemplar en 1995. Una histórica villa ballenera, cuna de personajes ilustres, cuyas casas blasonadas y otros vestigios monumentales, como sus almenas y su fortificación defensiva, dan fe de ello. Allí, además de respirar cultura y marinería en cada rincón, se ofrecen otros atractivos cuya visita ha de llevar planificación previa con una relajante mirada al mar desde el Hotel Pleamar y sus nueve acogedoras habitaciones bautizadas con nombres de pescados cantábricos: Lubina, Dorada... Algunas cuentan con jacuzzi doble (habitación doble, desayuno no incluido, desde 70€. www.hotelpleamar.com). Y si lo que se busca es empaparse de Naturaleza, nada mejor que recorrer los dieciocho kilómetros de la Senda Costera Naviega que parten de la playa de Barayo (Reserva Natural Parcial) y finalizan en la playa de Navia, dotada de instalaciones para acoger a todo tipo de público. Y para ahondar más en la esencia de Puerto de Vega y en los detalles del mar y de sus gentes, resultará muy recomendable la visita al Museo Etnográfico Juan Pérez Villamil: un cuidado recorrido por la historia de la zona, sus oficios artesanos y las industrias punteras, como las tradicionales conserveras de pescado (Tlf.985 648 805).

Siguiendo el recorrido por el siempre asombroso occidente asturiano, deberemos asomarnos a la ría del Eo, donde descubriremos Vegadeo, la Villa de los doce puentes situada a la orilla derecha de la ría que separa el Principado de Asturias de Galicia. Esta división natural es protagonista en la zona, donde se encuentra el Hotel Rural Casona Trabadelo (www.casonatrabadelo.com), una antigua mansión asturiana blasonada del siglo XVIII, realizada con materiales del lugar -piedra, pizarra y madera-, que recibe al recién llegado con una curiosa fachada papal: dos torres unidas por una puerta. Ubicada en la pequeña pedanía de Mióu, desde las ventanas de sus suites y sus ocho habitaciones se avista la cercana ría del Eo (habitación doble desde 90€, desayuno incluido). Como experiencia satisfactoria, ya que el hotel se encuentra en medio de la misma, se recomienda el paseo por la ribera de la ría del Eo recorriendo la senda que la bordea, de baja dificultad y de apenas cinco kilómetros de longitud. Esta senda ribereña se ubica en plena Reserva Natural por la que se atraviesan diversos espacios naturales protegidos, un área recreativa y la zona del pantalán, donde nos podremos aproximar tanto a la ría que tendremos, en las horas de marea alta, la sensación de caminar literalmente sobre el agua.

El oriente asturiano

Ya en el oriente asturiano, en Llanes, con categoría de Villa Marinera, el Mar Cantábrico nos saluda desde las alturas del mirador del Hotel Rural El Pandal (www.hotelelpandal.com), enclavado en el valle de Ardisana y rodeado de ocho hectáreas de un bosque poblado por castaños centenarios, hayas y robles. Esta casona rural del siglo XIX, reconvertida en acogedor hotel, ofrece todas las comodidades que el selecto cliente desea disfrutar en sus nueve habitaciones dotadas de las calidades más auténticas, con suelos de castaño del lugar y espacio libre de humos, así como un servicio de cocina tradicional elaborada con ingredientes caseros obtenidos en sus propios terrenos, con una especial atención al mundo de las setas, recogidas en su bosque, además de otros frutos utilizados para realizar las confituras que se sirven en el desayuno, como frambuesas y grosellas (habitación doble desde 70€ desayuno incluido). Aparte de la preceptiva visita a la regia villa de Llanes, el visitante ha de seleccionar entre los variadísimos atractivos que ofrece la zona. La Naturaleza es aquí enormemente generosa, con espectaculares playas salvajes y bellísimas sendas como El Camín Encantáu: un fácil recorrido de unos nueve kilómetros con la mitología asturiana como argumento, en el que se podrán conocer todas sus curiosas leyendas y personajes: las xanas, los cuélebres... Asimismo, como atractivo natural presenta todo un clásico: la Ruta de los Bufones y sus espectaculares lanzamientos de chorros de agua a través de las grietas del suelo calizo. Y para los amantes del golf, la zona alberga el Campo de Golf municipal, con recorrido de 18 hoyos.

En el Camino de Santiago

Por último y situado sobre el Mar Cantábrico, entre las conocidas playas de Torimbia y Toranda, se encuentra, en Niembro, el renovado hotel La Portilla (www.hotellaportilla.com). De un estilo más moderno, sus habitaciones, con relajantes vistas al cercano mar, ofrecen la exquisitez del minimalismo decorativo en contraste con la sinceridad del entorno natural, al alcance de la mano. En pleno Camino de Santiago de la Costa, este moderno y muy natural hotel está situado muy cerca de este delicioso pueblecito de pescadores, poseedor, en un pasado no muy lejano, de escenarios muy cinematográficos, ya que algunas escenas de series como La Señora o de películas como El abuelo se han rodado aquí. Otra curiosidad natural que nos ofrece este lugar es la imagen reflejada en el mar, cuando sube la marea, de su iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Dolores y de su cementerio, situados sobre una pequeña península que se sumerge en las aguas. Asimismo, el hotel propone, previa reserva, una serie de actividades para los más intrépidos, como el descenso por el río Sella en canoa. Y hay más opciones: a pocos metros del hotel se encuentran las solitarias playas llaniscas; a escasos kilómetros, la villa de Llanes, y a pocos minutos, parte de la belleza natural e histórica del paraíso asturiano por excelencia: los Picos de Europa, los Lagos de Covadonga, la Santa Cueva de Covadonga y la zona quesera de Cabrales.

Las lonjas marineras, nuevo reclamo turístico

El "Turismo de experiencias" está de moda en Asturias. Los visitantes pueden contemplar la subasta de los pescados en las lonjas e incluso cocinarlos. En el Centro de Turismo Gastronómico Cabo Peñas (www.cabopeñas.com) se enseña a los participantes a elaborar recetas marineras (Tlf.657 098 617). Para los más sibaritas, Acuicultura del Eo (www.acueo.es, Castropol) organiza visitas guiadas a sus instalaciones, facilitando botas vadeadoras, según las mareas, y degustación de ostras (Tlf. 652 654 661). Visitas guiadas a sus lonjas y a otros de sus atractivos es lo que se puede disfrutar visitando cofradías de pescadores como la de Nuestra Señora de la Atalaya, en Puerto de Vega (Tlf. 653 352 609), que tiene aula didáctica; la Cofradía de Pescadores de Santa Ana, en Llanes (Tlf. 626 990 398), o ya, en la Asturias más oriental, en Bustio, la cofradía de Pescadores de Ribadedeva, (Tlf. 985 412 405), que realiza visitas guiadas a la rula, y donde se encuentra el Centro de Interpretación de la Ría de Tinamayor.