Descubriendo el imponente tesoro de Tutankamón, el faraón más joven del Antiguo Egipto

Cubierto de oro, madera y piedras preciosas el tesoro de Tutankamón nos descubre todos los secretos del Antiguo Egipto

Miriam González
 | 
Foto: assalve / ISTOCK

Tutankamón es el faraón más joven que tuvo el antiguo Egipto y, aunque su reinado no llegó a los 10 años, nos ha dejado uno de los mayores legados de la antigüedad. El imponente tesoro que le acompañó en su viaje al más allá ha otorgado muchísima información de como era su cultura.

Máscara de Tutankamón, tesoro de Tutankamón
La máscara de Tutankamón es una de las piezas más valiosas del mundo antiguo | tepic / ISTOCK

El tesoro permaneció oculto por más de 3.000 años, hasta que en 1922 el arqueólogo británico Howard Carter descubrió uno de secretos mejor guardados de todo el Valle de los Reyes. Alrededor de la tumba encontraron todo tipo de objetos que, a día de hoy, todavía no han visto la luz, algunos de los más famosos han recorrido todo el mundo, pero otros están siendo expuestos por primera vez.

¿Qué contenía el tesoro de Tutankamón?

De entre los más de 5.000 objetos que contenía el tesoro, la pieza más famosa que se conserva estaba dentro de tres sarcófagos, uno dentro de otro, que custodiaban el cuerpo del niño rey y de la máscara de oro macizo y piedras preciosas que cubría su rostro momificado. Este impresionante objeto se convertiría en el símbolo de las momias y de todo el antiguo Egipto.

Junto a la máscara se descubrieron dos dagas, una de hierro fabricada con los restos de un meteorito y la segunda de oro. Otros símbolos de rey que acompañaron al difunto fueron sandalias de oro, una diadema de cristal y todo tipo de piedras preciosas, el trono que custodió en vida y un pectoral que cubría su pecho.

Ladrón y mayal, tesoro de Tutankamón
El ladrón y el mayal representaban las deidades egipcias y se convirtieron en la insignia de los faraones | Bill Abbott | Wikicommons

El mayor tesoro jamás descubierto no podía estar compuesto únicamente de impresionantes piezas de oro. Encontraron un carro a tamaño real, la cama del difunto faraón, abanicos de plumas, estatuas y joyas preciosas. Además, descubrieron juegos de mesa, maquetas de barcos hechos a escala y elementos imprescindibles para vivir una larga segunda vida, y es que vieron que había decenas de cuencos con restos de comida y bebida.

Y más: 

72 horas en la Toscana Francesa: qué ver, qué hacer y dónde comer

Los rincones más mágicos de Zamora

Este tesoro ha sido analizado hasta el más mínimo detalle, muchas de estas piezas estaban decoradas con símbolos importantes para los egipcios, como el buitre, la cobra o el escarabajo, animales frecuentes del desierto y con mucha simbología. Además de todo tipo de jeroglíficos gravados en las estatuas, copas y en las paredes de la tumba.

¿Dónde podemos ver el tesoro de Tutankamón?

Viajamos hasta Luxor para conocer el Valle de los Reyes, el impresionante lugar en el que descansaron los restos de decenas de faraones, entre ellos los del niño rey. Al llegar allí podremos adentrarnos en la tumba de Tutankamón y observar el lugar que permaneció oculto durante tanto milenios.

Tesoro de Tutankamón
Así se veían las tumbas de los faraones | e71lena / ISTOCK

Pero para ver toda la magnitud del tesoro tenemos que viajar hasta la capital del país y entrar al Museo de El Cairo, donde están expuestas las piezas. Aunque con el primer centenario del descubrimiento el tesoro ha comenzado a mudarse al Gran Museo de Egipto, donde podremos ver en exclusiva algunos de los objetos nunca antes vistos.