Déjate sorprender por el Algarve

Sin salir de la Península te aguarda un destino en el que disfrutar del sol, del mar y de una gastronomía y cultura que te van a enamorar. 

Viajar.es para W2M
 | 
Foto: Eloi_Omella / ISTOCK

El Algarve portugués es uno de esos rincones del globo que bien merecen una y otra visita. Y es que al clásico destino de sol y playa (¡y qué playas!) se le unen un sinfín de posibilidades como la práctica de deportes de aventura, ocio, bellos pueblos con mucha historia, gastronomía para chuparse los dedos... y todo lo que el turista imagine. En viajar, hemos querido repasar algunos de los puntos más mágicos de la zona a la que aún estás a tiempo de escapar antes de que acabe el verano (por mucho menos de lo que imaginas).

Reserva en tu agencia de viajes de confianza tu escapada W2M PRO al Algarve y consigue hotel 4 en alojamiento y desayuno desde 54,9€ por persona y noche.

Tavira; un lugar en el que se detiene el tiempo

Este es probablemente uno de los pueblos más conocidos del Algarve. Sus calles están protagonizadas por sus casas blancas a menudo adornadas con azulejos en las que parece detenerse el tiempo. La Ilha de Tavira, en el Parque Natural de Ria Formosa, es perfecta para disfrutar de sus grandes y paradisíacas playas.

Faro; historia viva

La capital del Algarve y con un aeropuerto internacional, Faro es el punto de llegada para muchos. En ella destaca su Cidade Velha (ciudad vieja), un magnífico testimonio de la edad de oro que vivió Faro en el siglo XVI, y la Ilha Deserta, un arenal blanco rodeado por las aguas turquesas y cristalinas de Ria Formosa y del Océano Atlántico.

Sagres; tranquilidad y buen surf

En el extremo sur del Algarve, lo que se ha llamado la Costa Vicentina, este pueblo de apenas 200 habitantes esconde algunas de las mejores playas del litoral y es un paraíso surfero. Sagres, pegado casi al Cabo de San Vicente, permanece intacto a las masas de turistas que ya pueblan otros lugares de la zona.  

Olhao; la puerta con Culatra

Famoso por su mercado de pescado y marisco, Olhao es mágico sus peculiares casas, que tienen terraza con escaleras exteriores en vez de tejado. Desde aquí parten conexiones regulares en ferry con Culatra, entre otras islas de la Ría Formosa. Una visita a tener en cuenta para poder disfrutar de islas de barrera, bancos de arena, dunas, salinas, riachuelos… y un sinfín de especies autóctonas.

Albufeira; playa y ambientazo

Es uno de los destinos de playa más concurridos del Algarve. Albufeira debe buena parte de su fama al ambiente que se vive día y noche en su casco antiguo, pero también a sus playas. De la de Salgados a la de Falesia, elegida como una de las 25 playas más bonitas de Europa.

Lagos, en busca del tesoro de los piratas

El Fuerte de Ponta da Bandeira, la iglesia de Santo Antonio con su talla dorada y azulejos, el Castillo de los Gobernadores o el primer mercado de esclavos de Europa son algunas paradas obligadas en Lagos, el lugar en el que tomar contacto con las antiguas historias de bucaneros y piratas. Su casco antiguo amurallado, sus acantilados y sus playas son inolvidables.