Dar la vuelta al mundo, ¿un sueño posible?

Tips para organizar esta aventura por aire y por mar

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: den-belitsky / ISTOCK

Es el sueño de muchos mortales. Embarcarse en la aventura de viajar sin la urgencia del retorno, sin billete de vuelta. Dejar atrás la rutina y lanzarse a recorrer millas de uno a otro confín. Lo que se viene llamando dar la vuelta al mundo (que no siempre es tan vuelta y que no alcanza a todo el mundo) cuyo germen sembró Julio Verne en su famosa novela.  

Diamond Dogs / ISTOCK

Pero ¿es posible vivir esta experiencia? Sí, al menos en lo que al transporte se refiere, pues tanto por aire como por mar existen opciones adaptadas a este deseo. Aquí te damos algunos tips por si sueñas con la aventura de bordear el globo terráqueo.

Por aire

El concepto de viaje total que en su día supuso tal desafío tiene hoy su versión aérea, más corta y con menos obstáculos. Antes del coronavirus, Air New Zealand era la única compañía que operaba alrededor del mundo en sus propios aviones, en un trayecto que parte de Londres y pasa por Hong Kong, Auckland, las Islas Cook y Los Ángeles, sin pisar el continente africano, eso sí, pero con una circunvalación bastante completa del planeta. Una opción que volverá a ser posible cuando todo vuelva a la normalidad.

MesquitaFMS / ISTOCK

Por otra parte, existen los llamados pasajes vuelta al mundo. Las alianzas aéreas son las que proporcionan este tipo de viaje Round the World (RTW) mediante la compra de un pack de billetes adaptados al propio itinerario del viajero, pero con un precio más económico del que supondría adquirir cada uno de estos billetes de manera individual.

den-belitsky / ISTOCK

Algunas de ellas son: One World, con casi mil destinos en 181 países; Star Alliance, 1300 destinos en 150 países; y Skyteam, con 1.150 destinos en 175 países. Ésta última es la única que no tiene planificador de viajes, por lo que el trayecto debe contratarse en una agencia de viajes o en alguna compañía miembro. Las tarifas, en general, suelen partir de 2.500 euros para tres continentes y 3.900 euros para seis continentes, siempre en clase turista.

YakobchukOlena / ISTOCK

Por mar

También es posible dar la vuelta al mundo surcando los océanos. Varias navieras ofrecen estos titánicos viajes a bordo de cruceros que pueden recalar hasta en los cinco continentes, según la duración del trayecto.

cassinga / ISTOCK

Costa Cruceros lidera el mercado con sus ya mítica Vuelta al Mundo en 98 días que, a grandes rasgos, parte de Barcelona hasta Sudamérica, atraviesa el Océano Índico hasta Sydney y regresa a Europa con diversas escalas en África.

Silversea también inauguró recientemente una travesía similar bajo el nombre Siguiendo los vientos elíseos, con escala en 54 destinos dentro de 29 países, en un viaje de 113 días. Una sueño en versión mega-lujo que tiene su rival en la Vuelta al Mundo de Cunard a bordo del exquisito Queen Mary II.