Un crucero que no imaginabas: rompehielos, de lujo y movido con energía verde

Le Commandant Charcot, de la naviera Ponant Cruises, es un crucero de expedición que llega a donde la mayoría no llega, respetando su entorno y con el máximo lujo para sus comensales

Redacción VIAJAR
 | 
Foto:

El barco se llama Le Commandant Charcot, y no es un nombre casual: Jean-Baptiste Charcot fue uno de los navegantes más destacados de principio del siglo XX, en una época en la que las expediciones geográficas se erigían como las grandes aventuras de la Humanidad.

No es un crucero al uso, sino que su carácter expedicionario supone que tiene unas dimensiones más compactas de lo habitual para poder llegar adonde otros transatlánticos no son capaces de acceder; Le Commandant Charcot incluso se adentra en los glaciares y cuenta, además, con un laboratorio a bordo que pueden utilizar los científicos que lleven a cabo misiones e investigaciones oceanográficas a lo largo de sus itinerarios. 

Ponant

Y es que la implicación con el planeta es otra de sus señas de identidad: el barco está propulsado por gas licuado y electricidad. 

Lujo responsable

Le Commandant Charcot representa la esencia de los cruceros de Ponant Cruises, que pueden ser sinónimo de expedición de lujo, lugares exóticos y gastronomía y caldos franceses, y al mismo tiempo responsable con el planeta en sus recorridos.

Inaugurado oficialmente en 2021, el buque tiene 150 metros de eslora y 28 de manga, capacidad para 270 pasajeros y 187 de tripulación, así como nueve cubiertas.

Perteneciente al Grupo Kering, propiedad de la familia Pinault (que aglutina firmas de lujo como Gucci, Yves Saint Laurent, Boucheron, Christie’s o Cartier), las travesías de Ponant Cruises tienen sus menús a bordo diseñados por Alain Ducasse y regados por vinos franceses y champagne Veuve Clicquot.

Ponant

El empresario François-Henri Pinault, propietario de Kering, ocupa el puesto 32 en la lista de Forbes de las mayores fortunas, es pero conocido también por sus acciones solidarias a través de la Fundación Kering, dedicada a luchar contra la violencia de género, así como otro tipo de acciones, como la donación de 100 millones de euros para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame. Pinault es quien maneja el rumbo del gran grupo empresarial y quien decidió incorporar a la naviera Ponant a su portfolio.

Tags:

ponant