Oktoberfest: las claves para vivirlo como un ciudadano de Múnich

¿Y si viajamos hasta Múnich para asistir al festival de cerveza más grande del mundo?

Elena Ortega
 | 
Foto: TwilightEye / ISTOCK

Mucha fiesta, música, intensos sabores bávaros, bailes y litros y litros de cerveza. El Oktoberfest atrae cada año a millones de personas de todo el mundo hasta la capital de Baviera para vivir uno de los momentos más esperados del calendario alemán.

Amigos disfrutando de las mejores cervezas de Múnich en el Oktoberfest
Amigos disfrutando de las mejores cervezas de Múnich en el Oktoberfest | Nikada / ISTOCK

La tradición se remonta a 1810, cuando tuvo lugar el casamiento entre el rey Ludwing y la princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen con un gran festejo que duró varios días. Curiosamente, la bebida protagonista de la celebración actual, nada tuvo que ver con el origen de este reseñable evento. Otra de sus peculiaridades es que a pesar de llamarse Oktoberfest, suele celebrarse durante unos 16 días a finales de septiembre.

Estar en el recinto no tiene ningún coste más allá del que supone cada jarra de cerveza, alrededor de los 10 euros, y las comidas, que varían entre los 11 y los 20 euros aproximadamente. Los bocadillos pueden ser una alternativa para aquellos que busquen un precio más económico.

El impresionante recinto que acoge el Oktoberfest cada año desde 1810
El impresionante recinto que acoge el Oktoberfest cada año desde 1810 | bukki88 / ISTOCK

¿Ya estás decidido a viajar a Múnich? Si es así, lo primero que puedes hacer es conseguir el traje tradicional. Aunque no es obligatorio, con él te mimetizarás entre los locales, una divertida opción para experimentar a fondo la cultura bávara. Los hombres visten el lederhosen, que consiste en unos pantalones de piel con tirantes bordados sobre una camisa de cuadros. Las mujeres llevan el Dirndl, un vestido con corpiño y delantal con el que deberán tener en cuenta el lado hacia el que atan el nudo: a la derecha aquellas con pareja, a la izquierda las solteras y atrás si son madres o divorciadas.


¡VIAJAR te lleva de viaje!

Disfrutar de Múnich nunca ha sido tan fácil gracias a Club VIAJAR


Una vez ataviados con la indumentaria básica, podremos acudir al desfile de inauguración. Se lleva a cabo el primer fin de semana del Oktoberfest, dando comienzo en Maximilianstrasse para terminar en Theresienwiese, el punto donde tienen lugar todas las actividades del festival, y una ubicación que se mantiene desde que, en 1810, se organizara allí una carrera de caballos en homenaje a los recién casados.

Típica banda de Baviera que toca y animan las fiestas del Oktoberfest
Típica banda de Baviera que toca y animan las fiestas del Oktoberfest | FooTToo / ISTOCK

En la concurrida cabalgata participan más de 1.000 bailarines, bandas de música y varias carrozas que representan a las cervecerías del evento. Además de contemplarlo desde la calle, también hay puestos distribuidos a lo largo del recorrido desde los que no te perderás ni un solo detalle.

Schottenhamel es la cervecería más antigua y donde verás la ceremonia de apertura. En ella, el alcalde de Múnich abre el primer barril a las 12 del mediodía, al grito de “O´zapft is!”, que viene a traducirse como ¡Está tocado!

Una de los preciosos carros que participan en la cabalgata
Una de los preciosos carros que participan en la cabalgata | Usien

Alrededor encontrarás otras carpas de cervezas populares, cada una con su propia música y decoración: Augustiner, Paulaner, Pschorr, Löwenbräu,… En el interior se reúnen grandes grupos de familias y amigos acompañados por bandas de música que tocan temas folclóricos para animar a bailar e incluso coordinar los tragos de cerveza. Hay algunas canciones que todo visitante debería escuchar antes de asistir al Oktoberfest. En la lista musical no deben faltar la pegadiza Das rote Pferd, Das Fliegerlied, con la que bailar imitando a un avión o Ein Prosit der Gemütlichkeit, dedicada a la amistad y utilizada para brindar y beber pequeños sorbos de cerveza.

Interior de una de las carpas del Oktoberfest
Interior de una de las carpas del Oktoberfest | FooTToo / ISTOCK

Para ayudar a digerir los tragos cerveceros, la contundente cocina bávara juega un papel fundamental, además de ser otro de los reclamos del Oktoberfest. Salchichas a la parrilla, enormes pretzels, corazones de jengibre (Lebkuchenherzen), pollo asado (Wiesnhendl), almendras garrapiñadas (Gebrannte Mandein) o codillo de cerdo son algunos de los bocados que te ayudará a afrontar las temperaturas otoñales y aguantar hasta altas horas.

Clásica comida de la región de Baviera, estas son solo algunas de las posibilidades parea comer en el Oktoberfest
Clásica comida de la región de Baviera, estas son solo algunas de las posibilidades parea comer en el Oktoberfest | clu / ISTOCK

Encontrar una mesa en las carpas suele resultar complicado, especialmente durante los fines de semana, por lo que te recomendamos ocupar una con suficiente antelación o evitar las horas de mayor afluencia. En caso de que no encuentres sitio, podrás quedarte en el Biergärten, la terraza disponible en cada carpa. Además, el recinto cuenta con divertidas atracciones y representaciones para que la fiesta se haga infinita.

Disfrutar de las maravillas de Múnich nunca ha sido tan fácil

El Oktoberfest está llegando a su fin, pero todavía quedan unos días para disfrutar de esta famosa fiesta. Aunque no hay que olvidar que el encanto de Múnich llega más allá de esta oda a la cerveza, y Club VIAJAR te lleva hasta la ciudad alemana para gozar de todos sus encantos. Hoteles de cuento de hada, monumentos impresionantes, parques por los que pasear y relajarse... todo al alcance de la mano. Viaja con nosotros y solo tendrás que preocuparte de disfrutar.