Las cinco playas más hechizantes de Fuerteventura

Carolina Oubernell
 | 
Foto: imv / GETTY

Fuerteventura es dueña de las playas más bellas del archipiélago canario. Su arena no es oscura, como en el resto de las islas, sino azafranada y canela como los desiertos africanos que se hallan enfrente. Estas son sus cinco playas más bellas.

Cofete

Es un paraíso por su soledad, su silencio y su inenarrable belleza. Cofete es una de las playas más bellas de la isla majorera. Está ubicada en la península de Jandía, entre playas, calas y montañas de color azafranado. Al sur de la isla, Cofete es un destino para los que buscan tranquilidad y lejanía. No está próximo a ningún centro turístico y es habitual ver en ella a biólogos que observan y sueltan tortugas bobas.

Gran Tarajal

bingokid / ISTOCK

Las playas de Fuerteventura lucen una arena color canela que las diferencian del resto de playas del archipiélago. En cambio, en la playa del Gran Tarajal la arena es más oscura, más próxima en su totalidad a las conocidas playas de la vecina isla de Tenerife. El Gran Tarajal es la playa vecinal de la localidad costera del mismo nombre. Frecuentada por vecinos, familias y huéspedes de alguno de los muchos hoteles de la localidad costera, Gran Tarajal cuenta con todo lo imprescindible para una jornada playera de corte urbano. 

Corralejo

rusm / GETTY

Las grandes playas del Corralejo, al norte de Fuerteventura, es uno de los destinos preferidos por familias y visitantes. Las playas, dunas y calas que se suceden en la franja más septentrional de la isla canaria pertenecen al municipio turístico de La Oliva. Abundan los hoteles con encanto, los restaurantes y chiringuitos de cocina tradicional y las empresas de turismo activo que ofrecen excursiones por el interior de la isla y paseos marítimos por las inmediaciones de la costa atlántica.

Sotavento

MichaelUtech / ISTOCK

En Fuerteventura, en especial en la península de Jandía, declarada en buena parte espacio natural protegido, abundan las playas que parecen sacadas de una postal turística. Sotavento es una de ellas. Frecuentada a lo largo del año por los amantes de los deportes del viento, destaca por su belleza, horizontalidad, caminos y senderos infinitos, playas de arena fina y dorada y aguas limpias y transparentes. Diez kilómetros de un extremo a otro, y una vez superado ese perímetro otras playas y calas en las que descubrir la esencia costera de una de las islas más bellas del archipiélago.

Islote de Lobos

acongar / ISTOCK

Al norte de Fuerteventura se halla el islote de Lobos, con vistas al sur de Lanzarote. Hay en ella dos zonas de baño: La playa de la Concha es un arco perfecto de arena amarilla donde el agua es cristalina y fresca. La otra zona de baño es el denominado Puertito de Lobos, un pequeño dique donde amarran embarcaciones pesqueras y amantes de los deportes submarinos. El Puertito es, en realidad, una piscina natural, una charca con vistas al Atlántico, de aguas turquesas donde pasar las horas muertas nadando. A Lobos se llega en embarcaciones que salen a todas horas desde Corralejo.